Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Diciembre 2017

Ideas

Ideas |

Novelas rusas

Novelas rusas

Novelas rusas

En medio de incontables sorpresas de cara al Mundial de Rusia 2018, hemos sido testigos de increíbles festejos por parte de varias selecciones que tenían mucho tiempo sin jugar en la gran justa, pero por otro lado, también se han consumado varias tragedias que ni Tolstói se hubiera imaginado.

Comencemos con las buenas, donde particularmente tres casos resaltan sobre el resto por su larga espera, y por lo pasional de sus aficiones.

En América, Perú y Panamá estarán en Rusia después de una espera de 36 años en el caso del pueblo Inca, y por primera vez en el caso de “los Canaleros”. Ambos países lo han festejado de manera merecida con rumbas interminables en las calles.

Tremendo drama el que tuvieron que pasar por cierto, pues no fue hasta la última fecha de sus eliminatorias cuando pudieron sellar su pase de manera agónica. Perú incluso teniendo que pasar por encima de Nueva Zelanda en un repechaje que se complicó de más.

También en África se vivió algo similar con Egipto, que no acudía desde Italia 90, y el júbilo y algarabía no se hicieron esperar en toda la nación.

Para destacar que los tres países son dirigidos por técnicos extranjeros, en un dato muy curioso, difícil de explicar.

El trabajo de los argentinos, Ricardo Gareca y Héctor Cúper, ha sido fantástico con “la Blanquirroja” y “los Faraones”, dignos de monumentos literalmente. El caso del colombiano “Bolillo” Gómez con Panamá se cuece aparte, ya que es el tercer país distinto al que logra clasificar a una Copa del Mundo (Colombia y Ecuador), en algo sin precedentes.

Toquemos ahora las historias tristes, en las cuales podemos destacar cuatro probablemente, dos de América y dos de Europa.
Difícil comprender cómo los flamantes bicampeones del continente, con la mejor generación de su historia, han quedado fuera en pleno auge. Hablamos del conjunto chileno dirigido por Juan Antonio Pizzi, cuyos niveles de prepotencia y poco profesionalismo tocaron fondo al parecer.

Se han destapado muchos trapitos sucios en las últimas semanas, que hablan de la poca unión que había entre los líderes, y de varios integrantes que se la vivían de parranda en las concentraciones, entre ellos el alma del equipo, Arturo Vidal. La realidad es que el éxito reciente desubicó al plantel en general, y el entrenador no supo darle la vuelta a todo esto con medidas drásticas y contundentes.

El otro fracaso del continente se lo llevó Estados Unidos, por la zona tan débil a la que pertenece, y porque tenía la clasificación en sus manos en el último partido contra el peor rival del Hexagonal.

Lo cierto es que el pobre proceso que llevaba Jurgen Klinsmann tuvo su repercusión eventualmente, y dicho sea de paso, Bruce Arenas tampoco es ya la respuesta para dar el siguiente paso en ese futbol.

En el Viejo Continente, Holanda e Italia tuvieron al mismo verdugo: Suecia.

Holanda la enfrentó en fase de grupos con saldo negativo, y le quitó el segundo puesto que le permitía acceder al repechaje. El futbol holandés ha sufrido una involución dramática en su Liga, y en su escuela de futbol en general. Lejos están aquellos tiempos de “la Naranja Mecánica” de Cruyff, o incluso de los ochenta y noventa, con figuras como Van Basten, Gullit, Rijkaard, Bergkamp, Kluivert, Seedorf, Davids, etc.

La última buena generación encabezada por Robben y Sneijder ha terminado su ciclo, y no ha tenido recambio.

Finalmente, la tragedia más grande de los últimos tiempos en tema de Selección, es para la tetracampeona del mundo, ¡Italia! Una de las grandes animadoras y protagonistas de las Copas del Mundo ha tocado fondo en la peor crisis de su historia, y no acudirá por primera vez desde Suecia 58, curiosamente…

La cara de Gianluigi Buffon al final del partido lo decía todo, se perderá la oportunidad de ser el primer futbolista con seis mundiales en sus espaldas, y sabía que habían decepcionado a toda una nación que palpita con este deporte.

Esa nación que tampoco ha tenido el recambio necesario de figuras, pero que además perdió muchísimo al cortar el buen proceso que llevaba Antonio Conte, y a su vez dio paso al terrible error de contratar a Gian Piero Ventura, en un claro retroceso de estilo y desarrollo.

Muchas cabezas tendrán que rodar, y todos estos países tendrán que aprender de sus respectivos errores para levantarse.

Felicitaciones grandes para las 32 selecciones clasificadas, cuya mesa está puesta para ver el sorteo del 1° de diciembre, y al fin poder disfrutar el próximo año del torneo más grande y bello del mundo deportivo.

Temas

Lee También

Comentarios