Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Octubre 2019
Ideas |

¿Mujeres libres?

Por: Gabriela Aguilar

¿Mujeres libres?

¿Mujeres libres?

Un ejemplo de que el ejercicio de la política significa demasiados retos para quienes lo ejercen, es la simulación. Es decir, lo que dicen y hacen públicamente para recolectar simpatías es inversamente proporcional a la congruencia con la que actúan en las entrañas de las organizaciones políticas.

El “logro” de la paridad horizontal que se consiguió en México en 2014, que permite la inclusión de mujeres en candidaturas a cargos públicos en igualdad de circunstancias y que obligó a que ellas consiguieran la mitad de estos espacios, sigue siendo una mezquina y a veces silenciosa resistencia de políticos tradicionales a quienes les cuesta aceptar que la realidad debe ser otra.

El partido Movimiento Ciudadano (MC) se ha encargado de presentarse en sus campañas de promoción, actos públicos, pautas en redes sociales y lo que se acumule, como la opción diferente, pues dice ser la oposición. Sin embargo, esta postura podría ser cuestionada fácilmente por dos hechos recientes: la decisión y la forma en la que se concretó la eliminación del Instituto Jalisciense de las Mujeres (IJM) y a nivel federal, la inclusión como senador naranja del polémico Noé Castañón, acusado de violencia familiar. Con el aparente objetivo de paliar los daños, los últimos actos de los militantes se han concentrado en exaltar la valiosa participación y cuidado de las mujeres, desde una iniciativa en el Senado que exhorta a garantizar y prevenir la violencia contra las mujeres, hasta los discursos del pasado sábado durante la presentación del nuevo coordinador del partido en Jalisco con líneas como: “este es un movimiento en primer lugar de mujeres y en segundo lugar de hombres libres que quieren cambiar el futuro de México”, “la fuerza de las mujeres ha dado la determinación a MC”, “un movimiento de mujeres”…

Hace unos días durante la reunión plenaria del partido con legisladores federales, se le recriminó a la senadora Patricia Mercado y a la diputada federal Martha Tagle que externaran públicamente su inconformidad por el caso del IJM y el senador Castañón. Tagle se enfrascó en un intercambio de palabras con el que fuera coordinador nacional del partido, Dante Delgado, reclamándole este último que la ropa sucia se lava en casa y necesitan mandar un mensaje de unidad, pese a que ellas no estuvieran de acuerdo. Es decir, calladitas se ven más bonitas. Así que en un claro ejemplo de incongruencia y falta de respeto a la inteligencia de militantes y ciudadanos, MC cree que con esta instantánea forma de “empoderar” a sus mujeres cubrirán los señalamientos de que varias de ellas sólo ejecutan las decisiones de sus compañeros, sin tener un lugar propio. Y lo que es peor, creen que no se nota la ficción en sus actos, decisiones y palabras.

Si el partido quiere saber a dónde va, no necesita saber de dónde viene. El respeto se gana con la sensatez, en el presente, que está muy alejado de la “libertad” de sus mujeres.

Temas

Lee También

Comentarios