Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018
Ideas |

Los milagros de Dios

Por: María Belén Sánchez

Los milagros de Dios

Los milagros de Dios

Empezamos el Nuevo Año 2018 con mucho entusiasmo, muy buena voluntad y muchísimos deseos de que todo fuera lo mejor.

Pero aún no terminamos el primer mes y ya para muchos desde este enero, todo anda de cabeza.

Los mismos problemas, las mismas preocupaciones, el mismo trabajo… en fin entramos de lleno en la misma rutina de siempre creyendo que las cosas iban a cambiar automáticamente como por arte de magia.

¿En dónde quedó o a dónde se fue el milagro que esperábamos con tan sólo un cambio de fecha?

Pues yo te lo diré: el milagro está allí, al alcance de las manos de cada uno, esperando que nos dignemos acogerlo o recibirlo.

Lo único verdadero es que necesitamos aceptar dos cosas: *Los milagros vienen de Dios. **Dios pone un porcentaje y a cada uno nos toca poner el complemento para completar el cien por ciento.

Hay veces que se nos da el noventa y nueve y por falta de ese uno por ciento que era nuestra cooperación y el milagro queda en el aire y no se realiza.

También sucede en infinidad de ocasiones que imploramos el milagro, queremos que caiga automáticamente del cielo, y aunque en realidad no nos falta fe, lo que sí sucede a menudo es que vamos en pos de los milagros de Dios y nos olvidamos del Dios de los milagros.

Acudir a Él, tenerle presente en nuestros momentos especiales, pedir su ayuda, elevar alguna breve oración… darle gracias por todo lo que nos regala a cada momento, incluyendo lo que consideramos las insignificancias diarias que percibimos en el amanecer de cada día, en la sonrisa incógnita de una persona desconocida que se cruzó en nuestro camino y tantos otros mil detalles que por sí mismo también son una bendición.

También puede suceder que no aceptamos como milagros las pequeñas maravillas que cada día y a cualquier hora suceden en nuestra persona, en nuestro entorno y en la vida que nos rodea.

Y como lo he dicho infinidad de veces, repitiendo una frase legendaria que ya no recuerdo donde y a quien se la oí, o si la leí en algún lado, pero hoy vuelvo a repetirla: “Las cosas pequeñas hacen grande la vida”.

Y aunque esta es una gran verdad, también es verdad que no siempre las aceptamos para incluirlas en nuestro rompecabezas.

Pero que no se trate de una pequeña molestia, de un disgusto, de un contratiempo, porque he ahí, que esos puntos negros o detalles negativos sí los tomamos en cuenta y sí les prestamos toda la atención y son precisamente los que con mayor rapidez deberíamos botar al basurero.

Y como lo insinuamos en el pequeño libro: “Nacer y Morir”: La vida empieza cada día, no es necesario un cambio de calendario.

Las manos de Dios están rebosantes de milagros y cada uno de nosotros puede recibirlos todos los días.

Temas

Lee También

Comentarios