Domingo, 25 de Septiembre 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Los Charros y la Liga Mexicana del Pacífico

Por: El Informador

Los Charros y la Liga Mexicana del Pacífico

Los Charros y la Liga Mexicana del Pacífico

Dentro de un mes inician los entrenamientos de los Charros de Jalisco y los otros nueve equipos de la LMP en la que las temporadas son cortas, tienen sólo 68 juegos de rol regular en dos vueltas independientes, lo cual obliga a resultados positivos desde el inicio. O sea, ningún equipo se puede permitir una racha negativa de mediana duración. Cada juego cuenta. 

Los Charros de Jalisco cargan con una losa muy pesada, son los campeones. La gran responsabilidad, el compromiso ante su afición debe ser mejorar. 

La tarea que debe tener la directiva de Charros es presentar un roster de mayor calidad y profundidad que la temporada pasada. Muchos equipos sufren de mareos de altura al llegar al campeonato. Es entonces cuando los clubs que trascienden deben demostrar su grandeza. La integración del mejor roster, para eso sirve la temporada muerta. 

La afición del equipo está acostumbrada a verlos ganar, a sobreponerse a dificultades. 

Charros es un equipo con un buen balance generacional. Cuenta entre sus pilares con tres veteranos de muchas batallas, como Agustín Murillo, Orlando Lara y Manny Rodríguez. Una columna central de jugadores en plenitud, con madurez y experiencia, con Amadeo, Japhet, Villanueva, Solano, Dariel, Aguilar, Bernardino, los Flores (Manuel y Fernando) y otros, así como con jóvenes ya consolidados: Ornelas, Missael, Roberto Osuna, Tovalín, Alemao, Luis Iván, Chávez, etcétera, y por último, con jóvenes prospectos, novatos que no quieren esperar y piden ser considerados en el roster final y jugar, como Serna, Villegas, Ruiz, Bloch, Terrazas, Álex Osuna, Ozziel Flores, Christian Morales, Manzo, Darío Gardea, Jorge González, Sánchez, Medina, Pardini y varios más.

Jalisco también tiene en sus filas a extranjeros como el cerrador Josh Lueke y el outfielder Nick Williams, éste último excelente ofensivo, y además la posibilidad de tener de regreso a “El Mechón”, Sergio Romo.

Existe un equilibrio generacional que permite un desarrollo y evolución natural, donde jugará el mejor. 

Ese equilibrio lo deben tener también en su ofensiva y defensiva.

El Estadio Panamericano de Zapopan, donde juegan los Charros, es un parque que favorece el bateo largo. La bola vuela. Está ubicado a mil 600 metros de altura, lo que lo convierte en un paraíso para los bateadores y en un cementerio de pitchers.

Cualquier equipo, en su conformación inicial, debe pensar en su pitcheo; particularmente en Guadalajara se debe privilegiar este aspecto. La lisa no alcanza. Hay que saber pitchear. Saber tirar mentiras para sacar outs. 

En el beisbol moderno, los pitchers son exigidos de diferente manera al del pasado. Ahora se les pide pocos o menos pitcheos por juegos, pero más efectivos. “No te reserves, lanza con todo, entra con todo”. El error se le permite sólo a los pitchers probados. Ante esas condiciones, la presión se magnifica y el control se convierte en pieza fundamental. Deben tirar duro, una buena curva, slider y sinker. Buen cambio y recta cortada. Pero sobre todo y, ante todo, control. Colocación e inteligencia al lanzar. Para batear bien se requiere entrar en ritmo y en tiempo; el buen pitcher debe afectar ese ritmo, ese tiempo.

elreybeisbol@gmail.com
 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones