Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

Los 19-S y Jalisco

Por: Jaime Barrera

Los 19-S y Jalisco

Los 19-S y Jalisco

Hace un año, luego de que las ironías del destino hicieron repetir la historia de muerte, destrucción y terror el 19 de septiembre de 2017, justo cuando en la Ciudad de México se hacía el macrosimulacro con el que se conmemoraban los sismos del 19 y 20 de septiembre de 1985, muchos reflexionamos sobre la corrupción que asomó con la caída de buen número de edificios con menos de un año de construcción.

La conclusión era que no se había aprendido la dolorosa lección de hacía más de tres décadas, cuando edificaciones multifamiliares y de oficinas se desplomaron por la nula supervisión con la que se hicieron y con la lógica del menor costo por parte de voraces constructores, multiplicando exponencialmente así la letalidad de los sismos.

Esta hipótesis quedó demostrada ampliamente esta semana cuando en el marco de la conmemoración del segundo 19-S, la organización Mexicanos Contra la Corrupción presentó la investigación periodística ¿Por qué se cayó mi edificio? que contiene 28 historias de inmuebles que se cayeron en el temblor del año pasado cuando, en teoría, debían haber resistido por las exigencias que en el papel les obligan los reglamentos de construcción elaborados luego de los sismos de 1985.

El reportaje dejó clara toda la corrupción que prevalece entre las burocracias encargadas de la supervisión de los cálculos estructurales y las cimentaciones, y los constructores voraces que buscan maximizar sus ganancias violando usos de suelo, reglamentos y utilizando materiales de bajo costo y mala calidad.

Ahora que en el Área Metropolitana de Guadalajara está en auge la construcción de grandes torres, bien haríamos en tomar nota de todas estas tramas de corrupción que contribuyeron a aumentar la pérdida de vidas humanas y del patrimonio de muchas familias mexicanas. Más aún, si partimos del hecho que nuestra ciudad se asienta en la franja de mayor sismicidad del país.

Habrá que hacer algo para verificar que en Jalisco los directores y supervisores de obra, de cimentaciones y estructuras de autoridades municipales y estatales, están haciendo un auténtico trabajo de supervisión para autorizar estas obras y no esté operando un esquema de complicidades y simulaciones que puedan representar una bomba de tiempo.

Por otro lado, habrá que insistir en la necesidad de invertir en instrumentos indispensables como las alertas sísmicas que siguen sin instalarse en la ciudad. Aunque se ha anunciado su adquisición esta no se ha efectuado hasta hoy.

Atenuar el daño que provocan estos siniestros naturales pasa por fomentar una cultura de protección civil, pero también por tener la infraestructura básica para alertar de estos fenómenos lo antes posible, y hacer cumplir los reglamentos de construcción sin simulaciones. Ojalá acá sí aprendamos la lección y estemos mejor preparados para lo imprevisible.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También

Comentarios