Domingo, 05 de Diciembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Las oposiciones flacas

Por: Pablo Latapí

Las oposiciones flacas

Las oposiciones flacas

Lo que mejor le caería al país y al propio presidente en este momento es que López Obrador tuviera su López Obrador.

Sí, que tuviera un opositor sólido y bien arraigado entre la población, en ocasiones necio, que estuviera a la altura como para cuestionar la mayoría de los proyectos del actual presidente y contar con la autoridad moral e intelectual para ser escuchado, incluso por el propio López Obrador, como una especie de contrapeso en cantidad de decisiones que ha venido tomando y que, por la estructura de su propio gobierno, tienen la aprobación incondicional de los principales actores políticos.

Falta alguien con peso.

Los presidentes más recientes han tenido esa figura en López Obrador. Lo tuvo Fox, lo tuvo Calderón y lo tuvo Peña Nieto.

Hubo ocasiones en que la forma y contenido de los cuestionamientos del entonces opositor tabasqueño llegaron a cimbrar las decisiones gubernamentales.

Pero el actual presidente no tiene ese contrapeso.

Va libre.

La caballada entre la oposición está flaca.

Al provenir los principales opositores de partidos como el PRI o el PAN, que ya tuvieron su oportunidad en el poder y no salieron bien librados, ninguno de ellos tiene la categoría para ser un creíble crítico del sistema.

Y es importante escuchar voces con suficiente eco para que cuestionen los grandes programas y proyectos de López Obrador.

Hace falta quien, con sustento académico, ponga en duda la eficacia de los programas sociales para ayudar a la población en condiciones de pobreza.

Son miles de millones de pesos que parecen perderse en un laberinto de burócratas y sistemas y que nunca llegan a quien auténticamente lo necesita.

Están los grandes temas de las reformas fiscales y energéticas, ya prácticamente en marcha, que no podrán ser evaluadas sino hasta dentro de un buen tiempo, seguramente cuando López Obrador ya sea historia y esté totalmente fuera de la escena pública.

Falta quien, con la autoridad científica, ponga en su justa dimensión el aeropuerto de Santa Lucía, la gran obra del sexenio, y revise cuál va a ser su papel en el manejo de la aviación en el país cuando todo apunta a que por más bombo y platillo que le metan los afines a la 4T será un aeropuerto menor, apenas apéndice del actual en CDMX, y que probablemente en un futuro no muy lejano quede reducido para atender sólo algunos vuelos por su lejanía y tamaño limitado.

De la refinería de Dos Bocas no hay mucho que decir pues es un proyecto que se va ralentizando conforme avanza la administración.

Y también falta quien haga una revisión integral del Tren Maya, otro gran proyecto, cuya construcción cada día encuentra más problemas para continuar y se perfila como un capricho que quedará inconcluso en muchos de sus tramos y tan sólo como una buena idea, pero nada más.

Pero no hay quién.

La oposición está flaca.

Y es necesario que aparezca alguien precisamente como López Obrador opositor para cimbrar al López Obrador presidente.

platapi@hotmail.com

Temas

Lee También