Lunes, 28 de Noviembre 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La vuelta de los políticos voraces

Por: Jaime Barrera

La vuelta de los políticos voraces

La vuelta de los políticos voraces

Muy poco nos duró el gusto de haber puesto fin a la opulencia y al despilfarro de los partidos políticos en Jalisco, que celebramos en el 2018 cuando se aprobó en el Congreso local la iniciativa conocida como #SinVotoNoHayDinero, que empujó el entonces diputado independiente Pedro Kumamoto, y que disminuyó casi a la mitad el dinero destinado de nuestros impuestos a todos los partidos políticos.

Nuevamente la mayoría de las y los diputados del partido Movimiento Ciudadano (MC) dejaron en demagogia su promesa de cambiar la historia de abusos y excesos de la clase política, y junto con sus aliados del PAN y del Verde, y con la complicidad del PRI y de Morena, regresaron a la viejas reglas que triplicarán ahora el gasto en estos institutos políticos.

Otra vez, la lógica de la voracidad se impuso, y de espaldas a los ciudadanos la partidocracia hizo a un lado diferencias como siempre que se trata de obtener más dinero y prebendas, y fast-track se aumentaron sus prerrogativas, con 35 votos a favor. Y cómo no, si eso significará que MC pase de recibir 36.8 millones de pesos (MDP) a 116.2 MDP anuales; Morena de 24.8 subirá a 80.6 MDP; el PAN pasará de 16.9 a 55.1; el PRI de 16.8 a 54.6 y el Partido Verde de 8.2 a 26.6 MDP. Así, el gasto en los siete partidos políticos en Jalisco que en 2023 se tenía calculado en 168.2 MDP se elevará a 394.1 MDP.

Como se esperaba, los únicos opositores fueron los partidos estatales Hagamos y Futuro, y sus representantes en el Congreso local, que se quedarán con 31.3 y 29.4 MDP, respectivamente. Lo que habrá que decir es que la aceptación de estos recursos, que se equiparaban a los partidos que sacaron una votación siete veces mayor que estos nuevos institutos políticos locales, siempre puso en entredicho el espíritu de la iniciativa #SinVotoNoHayDinero y dio pie para que los partidos políticos en Jalisco con registro nacional lo usaran de pretexto para volver a servirse con la cuchara grande.

Por eso habrá que tomar nota de las y los diputados que promovieron este regreso a la voracidad con la que vuelven a ignorar la exigencia social de acabar con partidos políticos millonarios, que hacen un uso altamente discrecional de estos recursos, en un país con grandes carencias en amplios sectores de la población.

Con este nuevo agandalle que sin rubor alguno cometió nuestra clase política, ojalá que al menos se logre por fin que las autoridades electorales hagan una buena fiscalización de los recursos y eviten que esos recursos terminen convertidos en más fortunas personales simulando que se gastan en campañas o en la operación partidista cotidiana, pero que en realidad desvían en actos de corrupción que inician en los partidos políticos y se reproducen después cuando llegan a los gobiernos.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones