Lunes, 10 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La oposición

Por: Diego Petersen

La oposición

La oposición

La mejor manera de entender el poder es concebirlo como un sencilla ecuación: la suma de totas las P es igual a 1 (P1+P2+P3+P4…=1) El poder principal (P1) es mayor cuando el resto de los poderes (las otras P) son o se hacen pequeños. No se trata de ponerle valor a las P sino de entender que cuando uno se debilita lo otros se fortalecen y viceversa. Dicho de otra manera, si el presidente tiene el poder que tiene es porque la oposición es cada vez más enana, pequeña y corta de miras. Existe una gran preocupación, no sin razones para ello, por la gran concentración de poder de que tiene el poder principal, pero la misma atención debería generarnos el debilitamiento de los otros poderes.

Cuando analizamos los problemas de gobiernos, particularmente las actitudes autoritarias, se nos olvida que existe el otro lado de la ecuación, del cual hablamos cada vez menos y que es igualmente responsable, por corrupción, irresponsabilidad e incapacidad: la oposición.

Si queremos explicar la fuerza del presidente, comencemos por entender la debilidad de ideas de la oposición.

Sirva como ejemplo de este debilitamiento una campaña del PAN. La candidata blanquiazul a diputada local por el distrito 14, una mujer joven, de tez blanca, se promueve en un volante con su foto y la leyenda: “Hazlo conmigo, no con la morena”. Como en los contratos tramposos, en letra chiquita (no un poco más pequeña, diez veces más pequeña) agrega: “el cambio”. Por si fuera poco, morena está escrito con la tipografía del partido del mismo nombre. En ocho palabras lograron transmitir que no han entendido nada de los que ha pasado en el país en los últimos años; es una campaña machista, racista y donde la mujer se presenta como objeto sexual. Siendo generosos, su única propuesta política es ser antimorena y el cambio no tiene importancia alguna, es una palabra hueca y sin contenido. No es una candidata que se salió del huacal, sino la estrategia de la casa. La candidata del distrito IV se promueve, exactamente con la misma identidad gráfica como “Esta morena sí es buena”. Y ni qué decir del candidato a presidente municipal de Guadalajara, quien arrancó su campaña con una parodia de hombres vestidos de bailarinas de ballet.

Es cierto que mucha, la mayoría de la energía política del país ya no pasa por los partidos, pero en la representación formal sí. Si queremos explicar la fuerza del presidente, comencemos por entender la debilidad de ideas de la oposición. El gran debate de los últimos dos años, el único tema y la única expresión política que ha puesto al presidente contra las cuerdas, es el movimiento por los derechos de las mujeres. Que la segunda fuerza política del país haga estas campañas, tenga esa miopía política sobre la agenda de las mujeres, explica en gran medida el desequilibrio de poderes que vivimos en el país.

diego.petersen@informador.com.mx

Temas

Lee También