Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 13 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

La epidemia de la guerra en México

Por: Rubén Martín

La epidemia de la guerra en México

La epidemia de la guerra en México

Las historias de dolor que va dejando la guerra en México son incontables. Y no pocas de ellas son trágicas y desgarradoras. El pasado miércoles por la mañana, el padre y la madre de una familia obrera salieron a trabajar de su domicilio en la Colonia Felipe Ángeles, una de las más pobres de Ciudad Juárez. Dejaron durmiendo a sus hijos. A las 5:00 de la mañana un sujeto entró al domicilio y se dirigió al cuarto donde dormían tres niñas: Natasha de 10 años; Alexa de 11 y Nahomi de 12. El sujeto abusó sexualmente de las dos menores y terminó asfixiando a Nahomi. La niña asesinada cursaba el primer grado de secundaria, era integrante de una familia de ocho hermanos y estaba bajo el cuidado de su hermana de 16, madre de una infante de tres meses, según reporta el Diario de Juárez que da cuenta del sepelio de la menor.

El sepelio de Nahomi ocurrió este sábado 25 de noviembre, declarado por Naciones Unidas (ONU) como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Triste y trágica conmemoración en México, país con uno de los más altos índices de feminicidios de todo el mundo. Esta misma semana se informó que en la década pasada 23 mil 858 mujeres fueron asesinadas de manera violenta.

A estas alturas, y a pesar de estas trágicas historias y cifras de escándalo, todavía hay quienes dudan de que en México se viva una guerra. La cifra de los asesinatos violentos en los sexenio de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto suman 234 mil 996 hasta octubre de 2017, lo que pone a México entre las naciones más violentas del orbe, y con estadísticas de muerte superiores a países que tienen abiertamente una guerra declarada.

La guerra en México es tan intensa que en algunas regiones y estados es una epidemia, según los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este organismo considera que hay una epidemia cuando la tasa de homicidios dolosos supera los 10 por cada 100 mil habitantes; el promedio mundial es de 6 por cada 100 mil habitantes, en tanto que en México la OMS registró 19 por cada 100 mil en 2015. Pero vamos a peor. En octubre de este año la tasa es de 25.9 por 100 mil habitantes, lo que significa que se supera la tasa referida de la OMS en 200%. Esa es la tasa nacional que confirma que los homicidios dolosos se han convertido en una epidemia, pero hay estados con tasas extraordinariamente altas, como Baja California Sur que tiene una tasa de 191.8, Colima 109.7, Baja California 75.1, Guerrero 73, Zacatecas 60, Chihuahua 54.8 entre las entidades con las tasas más altas por 100 mil habitantes, según los datos más recientes del sitio: https://elcri.men/.
 
Vivimos una guerra y la clase política la avala en los hechos, pues no se habla de detener esta epidemia, ni se propone una estrategia distinta a la que impuso estúpidamente Felipe Calderón desde 2006. Como con otros asuntos esenciales del país, la solución vendrá de abajo, obligando a quienes se benefician de esta guerra a parar esta epidemia.

Temas

Lee También

Comentarios