Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 15 de Noviembre 2019
Ideas |

Impuesto predial de ida y vuelta

Por: Diego Petersen

Impuesto predial de ida y vuelta

Impuesto predial de ida y vuelta

El predial es en todo el mundo el impuesto base. En todas las democracias desarrolladas es el ingreso más importante de los municipios y también el que más contribuye al desarrollo de una comunidad. El impuesto predial es sin duda el más progresivo y equitativo, pues se basa en el valor de la vivienda, y el que más contribuye a la disminución de la inequidad, pues en dichos países los servicios públicos (seguridad, agua, educación, áreas verdes, etcétera) están vinculados a este impuesto.

En México pasa todo lo contrario. Lo municipios cobran poco y mal y sus ingresos dependen fundamentalmente de las participaciones federales y estatales. Su presupuesto es verdaderamente raquítico comparado con las funciones y responsabilidades que les otorga la Constitución, por lo que los municipios se dedican a dos cosas: a hacer como que hacen y esperar a que el gobierno estatal o el federal resuelva el problema.

En Jalisco la Universidad de Guadalajara tiene un presupuesto mayor al del municipio capital del estado. Y no es que la Universidad tenga mucho presupuesto (si lo comparamos con universidades “federales”, la UNAM o el Politécnico, la diferencia es absurdamente abismal), sino que los municipios como instancia gubernamental son sumamente pobres y encima terriblemente ineficientes.

El otro gran problema es que los municipios cobran poco, mal y con un altísimo grado de discrecionalidad

En días recientes, habitantes de Providencia salieron a protestar porque en los últimos años ha aumentado considerablemente el impuesto predial y los servicios no lo han hecho en la misma proporción. No tengo los datos para decir si tienen o no razón, solo viendo los datos de seguridad sospecho que sí, pero este es un buen ejemplo de cómo pagar impuestos no solo beneficia a la comunidad, sino que nos convierte en ciudadanos más exigentes.

El otro gran problema del impuesto predial es que los municipios cobran poco, mal y con un altísimo grado de discrecionalidad. Casos como el de Diego Fernández de Cevallos los hay en todo el país. Si le escárbamos a los políticos y a los grandes capitales vamos a encontrar enormes y desagradables sorpresas, pero los presidentes municipales no tienen ni la fuerza para cobrar ni la voluntad de pelearse con los que en algún momento decidirán su futuro político.

La salida, la han puesto ya sobre la mesa algunos actores políticos, es cederles la cobranza a los gobiernos de los estados y que estos se queden con una comisión por la administración y cobranza del impuesto. No se trata, al menos en primera instancia, de aumentar el impuesto, sino simple y sencillamente que todos paguemos y después de ello que todos exijamos a nuestros ayuntamientos mejores servicios, mejor desempeño y mayor transparencia.

Ser ciudadanos y pagar impuestos es un asunto de ida y vuelta.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También

Comentarios