Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Junio 2019
Ideas |

Ellos

Por: Diego Petersen

Ellos

Ellos

“Las ejecuciones que se están dando como parte de las disputas entre grupos del crimen organizado son un tema que genera un ambiente de violencia; sí claro, pero se están matando entre ellos”. Esas fueron las palabras del gobernador Enrique Alfaro el 2 de enero de este año, a menos de un mes de haber comenzado su administración. No sé si tenga o no razón, creo que no, pero a cinco meses de esa declaración y ante un clima sostenido de violencia la pregunta obvia es ¿quiénes son Ellos?

Ellos, suponemos son los malandros, los grupos de crimen organizado que en la batalla por eso que llaman “la plaza” han decidido enfrentarse en nuestras calles en busca del control de nuestros barrios y comunidades. Pero, qué pasa cuando Ellos matan niños, gente inocente, policías o funcionarios públicos como Israel Ramírez, el director de Administración de Tlaquepaque. El problema cuando un gobernador (Alfaro no ha sido el único) habla de Ellos como la explicación de la violencia no solo es que criminaliza a todas las personas asesinadas, que le avientan a los muertos la carga de la prueba y son sus familiares quienes deben demostrar que no son parte de Ellos, sino que ciega a las instituciones y reduce las posibilidades de entender lo que realmente sucede.

En 2018, de los 2,412 homicidios, las autoridades solo fueron capaces de llevar a la cárcel a 161 personas

El lunes pasado, lo comentamos también ayer, se presentaron las cifras de homicidios en el Estado. Por lo que se puede ver Ellos están muy ocupados en matarse, la pregunta es qué tan ocupados están las autoridades en evitarlo. Es cierto, lo hemos comentado antes, que ninguna autoridad puede impedir que alguien cometa un delito, pero su deber es que no quede impune. En 2018, de acuerdo con datos oficiales, de los 2,412 homicidios, las autoridades, entiéndase policías, fiscalías y poder judicial, solo fueron capaces de llevar a la cárcel a 161 personas. Es decir, Ellos no solo se matan entre Ellos, y a otros que no son Ellos, sino que gozan de absoluta impunidad.

Ojalá qué en la rueda de prensa de julio, las autoridades nos den no solo las cifras de cuántos de Ellos se mataron entre Ellos sino cuántos de estos asesinatos fueron investigados, cuántos fueron detenidos por dichos delitos, cuántos consignados ante un juez y cuántos ya fueron sentenciados. Esos son los datos que nos permitirán pensar que la reducción de la delincuencia tiene que ver con que el Estado funciona, que las autoridades están haciendo lo que tienen que hacer para imponer el Estado de Derecho y no porque algunos de los Ellos están masacrando a los otros Ellos. 

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También

Comentarios