Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 12 de Diciembre 2017

Ideas

Ideas |

El Frente contra el Señor Presidente

El Frente contra el Señor Presidente

El Frente contra el Señor Presidente

La idea generalizada es que un régimen presidencial concentra demasiado poder en la figura de un hombre. Esa no es una característica del régimen presidencial, su característica más importante es la división tajante entre poderes y un periodo fijo de estancia tanto para el titular del Ejecutivo como para los legisladores. 

En un régimen parlamentario, la relación entre el Congreso y las acciones ejecutivas es mucho más estrecha y la idea es que se amenacen constantemente con quitarse. El Ejecutivo puede llamar a elecciones anticipadas para cambiar legisladores y estos pueden quitarle la mayoría y, por lo tanto, el Gobierno. Nada de que llegaste en el 2012 y te vas en el 18 a menos que te interrumpan la vida. 

Un régimen parlamentario, dirán algunos, refleja mucho mejor los intereses de los ciudadanos, pues las mayorías legislativas mandan y se ajustan a realidades cambiantes. No hay un régimen superior a otro; lo que hay son condiciones en las que un régimen permite navegar mejor a la clase política dominante.

Hace tiempo ya que la Oposición pedía un cambio. Porfirio Muñoz Ledo encabezó el debate por muchos años y, recientemente tomó la batuta, a su manera, el priista Manlio Fabio Beltrones. 

El sonorense ha impulsado una cruzada nacional a favor de un Gobierno de coalición, ya establecido en la Constitución, pero aún sin forma, sin instructivo. Su idea, se las resumo, es que el Senado mande en Presidencia. Que tenga mano en el gabinete y, por lo tanto, en las políticas públicas. 

Hoy, la amistad formada por el PAN, el PRD y el MC, tiene la misma dirección. No tendrán rumbo programático, pero han encontrado un camino inteligente para andarlo juntos sin mayores problemas: cambiar el régimen, restarle poder al Ejecutivo y dárselo al trabajo parlamentario. Otra vez, con participación de este en el rumbo del Gobierno federal, a través del nombramiento de un jefe de gabinete (el secretario de gobernación), otra dinámica de vida interna en el Congreso y peso en las secretarías.

Es una jugada habilísima: encuentran una forma de juntar a la derecha y a la izquierda sin pelearse, presentan una propuesta atractiva que combate a los malos (el Presidente y su equipo) y ganan aunque pierdan, porque una propuesta de esta naturaleza, al hacer fuerte al Congreso, en realidad hace fuertes a estos partidos en un escenario tanto lopezobradorista como tricolor. 

El Frente quiere acabar con el Señor Presidente.
 
Independientes

He manifestado mi oposición a algunos de los postulados más exitosos de Pedro Kumamoto, pero siempre reconoceré el interesante y pertinente papel que ha jugado para Jalisco y para el país su fresca manera de hacer política. No es un mesías ni va solo como dedo independiente. Tiene una estructura interesante (una nueva forma de partido) y una estrecha relación con ciudadanos activos. Tanto él como Salvador Cosío han trabajado su liderazgo (de muy radicalmente distinta manera) y la ley está hecha para que ellos, sólo ellos, puedan estar en la boleta. Un recién llegado como Vicente Fernández no tiene oportunidad.

Temas

Lee También

Comentarios