Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 17 de Agosto 2018
Ideas |

Croacia, el país que nació en un campo de futbol

Por: Raúl Romero

Croacia, el país que nació en un campo de futbol

Croacia, el país que nació en un campo de futbol

Croacia fue la sorpresa de Rusia 2018. Pocos imaginaban que el pequeño país balcánico iba a disputar la Final del certamen futbolístico más importante del mundo.

La hazaña de los Vatreni (”Los Ardorosos”, el apodo de la Selección croata) puede parecer menos inaudita si se considera la importancia del futbol en el proceso que llevó a la independencia de Croacia.

Aunque existe como país desde 1991, para muchas personas Croacia comenzó a ser Croacia un año antes, en el Estadio Maksimir de Zagreb, donde ocurrieron dos incidentes que anunciaron el complicado proceso que daría lugar al nuevo Estado.

El 13 de mayo de 1990 el Dinamo de Zagreb y el Estrella Roja de Belgrado se enfrentaron en el Maksimir, en lo que se anunciaba como un duelo de alta peligrosidad.

Una semanas antes la República de Croacia había tenido elecciones parlamentarias, y el ganador había sido Franjo Tujdman, que buscaba la separación de Yugoslavia, entonces compuesta por lo que después serían Croacia, Serbia, Macedonia, Eslovenia y Bosnia Herzegovina.

El duelo entre el equipo representativo de la ciudad croata (el Dinamo) y el de la capital yugoslava (el Estrella Roja) puso en evidencia los contrastes insostenibles que iban a llevar a la disolución del país.

Ambos equipos tenían sectores extremistas entre sus seguidores (los Delije, por parte del Estrella Roja, y los Bad Blue Boys, del Dinamo), que se enfrentaron desde que se encontraban en las afueras del estadio y acabaron invadiendo la cancha.

En la gresca que ocurrió en el campo de juego, Zvonimir Boban protagonizó un incidente que lo volvió un símbolo de la lucha de los croatas. El capitán del Dinamo vio a un seguidor del equipo siendo atacado por un policía (de nombre Refik Ahmetovic), al que pateó para permitir que el joven se liberara.

La Federación yugoslava suspendió a Boban por nueve meses. La sanción hizo que el mediocampista se perdiera el Mundial de 1990, pero el futbolista terminó riendo al último. En 1991 Boban pasó al Milan y fue parte de la Selección que llegó a la Semifinal del Mundial de 1998, el logro más grande del futbol croata hasta la Final del domingo pasado.

Apenas un par de semanas después del choque entre el Dinamo y el Estrella Roja, el estadio Maksimir volvió a ser el punto donde el futbol se encontró con la historia.

El 3 de junio de 1990 la Selección yugoslava se enfrentó a Holanda en su último partido amistoso antes del Mundial que se celebraría ese año.

Los asistentes abuchearon el himno yugoslavo, insultaron a los jugadores yugoslavos y ondearon la bandera holandesa, que tiene los mismos colores (rojo, blanco y azul) y en la misma disposición que la bandera croata.

Iba a seguir un proceso complicado y sangriento, pero la independencia de Croacia ya era inevitable.

En las afueras del Estadio Maksimir hay un monumento con la figura de un soldado y el escudo del Dinamo Zagreb. En la placa se lee: “a los seguidores de este club, que comenzaron la guerra con Serbia en este campo el 13 de mayo de 1990”.

Temas

Lee También

Comentarios