Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 22 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

Contradicciones

Por: Aurelio López Martínez

Contradicciones

Contradicciones

Espero que durante el largo invierno que significa el final de la temporada en la Fórmula Uno, sea suficiente para que Liberty Media entienda exactamente qué compró hace poco menos de un año. 

Los retos para la nueva administración son enormes, pero primero tienen que estar conscientes que una sola cobija o visión seguramente afectará a algunos de sus jugadores. La Fórmula Uno consiste en una compleja red de protagonistas vulnerables a cambios radicales que atenten contras los beneficios de algunos. 

Chase Carey le ha dedicado la mayor parte del año a promesas incumplidas, pero debo, como muchos de los aficionados, encontrar la paciencia necesaria y esperar los resultados. ¿Qué es la Fórmula Uno? ¿Es la cima del automovilismo mundial, donde los pilotos más talentosos compiten en pista por el triunfo o es una plataforma mediática en donde las armadoras y proveedores de la industria muestran y presumen sus avances tecnológicos? La pregunta puede parecer sencilla, pero al promover el producto necesitamos que la respuesta sea sí a ambas.

Una categoría con el poder de convocatoria como la que goza la Fórmula Uno no podría subsistir sin el apoyo de las armadoras, así que simplificar los autos sólo por el beneficio del espectáculo no creo que funcione, ya que empresas como Mercedes o Renault tienen otras opciones donde alojar las cuantiosas inversiones que comprometen cada año al serial.

Sólo tres de los equipos que actualmente participan en el serial consideran a la Fórmula Uno como su negocio principal, el resto utiliza la plataforma para vender autos en las concesionarias o posicionar sus marcas y por consecuencia su permanencia en el circo en caso de perder audiencia no está garantizada.

La nuevas tecnologías disponibles para atacar a la clientela potencial también significan un riesgo para la categoría ya que de migrar la transmisión y contenido a una plataforma completamente digital violaría algunos de los contratos vigentes con televisoras alrededor del mundo, así que Liberty Media tiene que encontrar el punto medio donde mantengan felices a diferentes mercados.

No creo que todo sean malas noticias para los nuevos propietarios del serial, espero que logren unificar a los partícipes y sin violencia en formatos encuentren la receta ideal para un espectáculo deseable sin demeritar o entorpecer la tecnología necesaria para ostentar el título de campeonato mundial de automovilismo.

Admito que soy parte de los aficionados que aplaudieron las batallas y carreras emocionantes que nos regaló la F2 este año, pero reconozco que la única competencia del serial que no se llevó a cabo bajo la sombrilla de la Fórmula Uno se compite bajo un gran vacío en sus tribunas.
La Fórmula Uno es la cúspide de nuestro deporte y necesita de todos los ingredientes participando de manera conjunta para que no se pierda el glamour y romanticismo que merece el espectador al pagar más de 10 mil pesos por entrada.

Preguntas y comentarios @desdepista

Temas

Lee También

Comentarios