Domingo, 18 de Abril 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Con M de muro, de machos, de mujeres, de marzo

Por: Diego Petersen

Con M de muro, de machos, de mujeres, de marzo

Con M de muro, de machos, de mujeres, de marzo

Les mots pleuré sur cette mur on pourra jamais les effacer. (Las palabras lloradas en este muro nunca se podrán borrar)

Grafiti en el Muro de Berlín, 1985

Los muros son lo que son. No hay muros de paz, no hay muros de protección o muros por tu propio bien. Un muro, es un muro, sea el de Trump, el de Berlín, el de la casa de la colonia rica o el del fraccionamiento cerrado. El muro niega al otro, le recuerda que ése es el límite que no puede franquear, que ella o él es el otro, el que no piensa igual, el que no tiene los mismos derechos, el que no cabe, no porque no haya lugar, sino porque le ha sido negado. El presidente levantó un muro frente a las mujeres para conmemorar el 8 de marzo. No midió (o sí) las consecuencias de esa barrera frente a demandas que no entiende (o sí). Hay un muro entre las mujeres y el mandatario. El Palacio es ahora parte de su investidura presidencial, esa que nadie debe mancillar con reclamos, desacuerdos o preguntas incómodas. Hoy es día 8M, con M de muro.

No molestar, el macho está tomando decisiones por el bien de ustedes las mujeres que no entienden que el proyecto es más importante que sus demandas (eso dicen sus agoreros), que los feminicidios se van a terminar cuando los abrazos acaben con la violencia, que la violencia familiar terminará cuando las familias sean felices porque todas reciban al menos una beca de bienestar, que la violencia política en razón de género terminará cuando los machos terminen de arreglar el mundo tan descompuesto que nos dejaron los de atrás.  Sólo el macho Alfa sabe lo que necesitan las mujeres de este país. Hoy es día 8M, con M de machos.

El muro niega al otro, le recuerda que ése es el límite que no puede franquear, que ella o él es el otro, el que no piensa igual, el que no tiene los mismos derechos.

Pero enfrente no está una mujer, un partido o un enemigo construido. Enfrente están las mujeres, así, en plural, los feminismos, así, en plural con sus demandas igualmente plurales. Lo único que se conjuga en singular es el hartazgo que es uno: ni una desaparecida más, ni un feminicidio más, ni una golpeada, ni una violentada más por su forma de vestir, por su forma de pensar, por su forma de amar o desamar, o por decidir sobre su cuerpo. Ni un violador más al poder, ni un cura o ministro de iglesia que culpe o se atribuya derechos sobre las mujeres, ni un padre, tío, primo o padrino que abuse de ellas en medio del silencio cómplice de la familia. Hoy es día 8M, con M de mujeres.

Hoy es día internacional de las mujeres y el Pacto Patriarcal tiembla. Todos los hombres y mujeres que consciente o inconscientemente sostienen (sostenemos) y reproducen (reproducimos) el pacto, piden que se manifiesten con orden, sin violencia, con la dulzura que corresponde al rol que el pacto les ha asignado. Pero no, nadie les puede decir qué hacer, cómo comportarse, qué rayar y qué no rayar porque las mujeres han dicho nunca más y romperán lo que tengan que romper para acabar con el pacto. Hoy es día 8M con M de marzo, la primavera de las mujeres.

diego.petersen@informador.com.mx

Temas

Lee También