Viernes, 22 de Enero 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Charros terminan apaleados y humillados

Por: Salvador Cosío Gaona

Charros terminan apaleados y humillados

Charros terminan apaleados y humillados

Al final no hubo hazaña ni heroicidad o sorpresa grata en la actuación de Charros de Jalisco en el sexto juego de la serie de repesca rumbo a la semifinal en la campaña 2020-2021 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) máximo circuito beisbolero profesional jugándose en otoño-invierno; ya que al eliminarlos siendo apaleados por 8 a 1, fueron además objeto de burla por los Yaquis de Ciudad Obregón que cumplieron adecuadamente su labor dentro del campo y ganaron bien a los caporales albiazules de Jalisco que a lo largo de la temporada regular ya habían mostrado ampliamente sus fallas y limitantes en el campo de pelota mismas que prevalecieron aún en postemporada sin que se pudieran solucionar de forma para encarar la postemporada en mejores condiciones. 

Aunado a no haber afinado oportunamente la problemática que perjudicó severamente durante el calendario regular de la campaña al equipo y habiendo calificado con muchos apuros a playoffs, es de reiterar que los directivos de facto se equivocaron garrafalmente al seleccionar en el draft al refuerzo para enfrentar a la peligrosa tribu  sonorense, pues seleccionaron a Esteban ‘El Pony’ Quiroz,  que siendo en efecto un excelente bateador careció de utilidad al conjunto albiazul ya que  conectó en total un solo hit en los cuatro juegos que participó y para colmo se lesionó abandonando al equipo, siendo advertible que ni se le extrañó al causar baja ya que al contarse con muchos infielders en la novena, estuvo siendo utilizado como outfielder no obstante su posición natural es en el cuadro. Luego entonces, en vez de fortalecer su endeble cuerpo de lanzadores ya que a la novena le urgía un serpentinero abridor que pudo haber tomado fácilmente al corresponderles el privilegio de elegir en primer término en el draft, y al no hacerlo así a pesar de haber varios excelentes  lanzadores disponibles, incurrieron en un severo error táctico al optar por un aporreador que no hacía falta en vez de un pítcher, y como dice el refrán popular : ‘en el pecado llevaron la penitencia’ ya que además que el bateador que adquirieron no bateó, el lanzador que pudieron haber elegido de manera preferente  en el Draft -el cubano Carlos Viera- fue astutamente coptado como refuerzo ideal por Los Yaquis y fue uno de los pítchers que más férreamente maniataron a los toleteros de Charros en la serie que al perderla motivó su vergonzosa descalificación. Además hay que agregar que el cerrador dominicano Alberto José Albuquerque, contratado el último día del régimen regular para palear la fallida participación de los cerradores ligamayoristas Sergio Romo y Roberto Osuna que por problemas administrativos y diversos no pudieron ayudarle al equipo , -para lo cual sacrificaron del roster  al poderoso bateador y utility cubano Henry Urrutia- no fue realmente de gran valía ya que fue tan bocaneado por la artillería de Yaquis al igual que otros varios serpentineros del staff.

Aquí señalamos con toda oportunidad el rosario de complejidades que venía arrastrando el conjunto blanquiazul, desde errores defensivos, ausencia de bateo oportuno y falta de consistencia de su staff de pitcheo, hasta una errática dirección técnica, problemas administrativos, financieros y ausencia de liderazgo ejecutivo en razón de los conflictos legales que les aquejan, sin poder dejar de citar negligencia en manejo de protocolos por la pandemia pues tuvieron cúmulo de infectados por Covid19.

Lo cierto es que Charros terminó la serie cayendo por 4 juegos a 2, siendo ampliamente superado por su rival, y ya habrá tiempo de hacer un análisis más profundo de todos los factores que se conjuntaron para que así ocurriera como reflejo de la mediocre actuación en la agenda ordinaria de la actual campaña de la LMP. 

Aunque se esperaba pudiera existir quizá alguna reacción final por parte de Los Caballeros Águila de Mexicali para evitar ser vencidos por Sultanes de Monterrey, lo cierto es que los regiomontanos sorprendieron durante la campaña jugando bien y llegando muy fuertes a la postemporada haciendo buenos los pronósticos de lograr su pase a la semifinal, en donde enfrentarán a Naranjeros de Hermosillo, escuadra que llega embalada como líder de la segunda vuelta y como el mejor equipo de ambas vueltas y por puntos que venció en la repesca a Venados de Mazatlán.

Y en el otro frente de batalla en semifinales los campeones de la anterior campaña, Tomateros de Culiacán, llegan a enfrentarse con Yaquis de Ciudad Obregón. Los culichis pasaron por encima de Algodoneros de Guasave haciendo efectivos los pronósticos que los marcaban como favoritos, debiendo señalarse que los sinaloenses vendieron cara su derrota al ofrecer una dura batalla.

En cuanto a Yaquis ya hemos hablado que llegan como uno de los grandes favoritos junto con Naranjeros tras vencer de forma apropiada a Charros de Jalisco, y será un duelo de polendas; ambas escuadras buscarán obviamente dar el todo por el todo luciendo ligeramente favoritos los de la tribu que terminaron como líderes de la primera vuelta y segundos en la parte complementaria, por lo que deben ser etiquetados como sólidos aspirantes para enfrentar quizá a los Naranjeros en la fase última del certamen. Dicen por ahí que será una final sonorense, habrá que verlo.

Pero hablando de los de la tribu de la antigua Cajeme, es propicio señalar el comportamiento que para muchos es impropio y en el que cayó esta Organización al publicar un tuitazo en el que se mofaban de la derrota de Charros. La Liga tendría que tomar nota y evitar cunda el ejemplo que ha sido injertado por Tomateros de Culiacán cuando es su costumbre utilizar las cuentas oficiales de redes sociales, pantallas y sonido de su estadio para atacar con cierta sorna a sus rivales, alejados de la clase y la ética que debe imperar en el circuito y en el espíritu deportivo de cualquier club.  

Y una vez celebrado el domingo 10 de enero el Draft de peloteros de equipos eliminados para reforzar a los semifinalistas, Sultanes de Monterrey se hizo de los servicios del primera base Carlos Muñoz de Venados de Mazatlán, Naranjeros tomó también de Venados al tercera base, Isaac Paredes, Yaquis se llevó al jardinero Dariel Álvarez, de Charros de Jalisco, y Tomateros se decantó por el primera base Jessi Castillo de Guasave, llamando la atención que todos optaron por reforzarse con peloteros que suelen ser poderosos bateadores y ningún serpentinero, aunado a que se equivocaron garrafalmente al seleccionar el refuerzo para enfrentar a la Tribu sonorense, eligiendo un bateador que no bateó en vez de fortalecer su endeble cuerpo de lanzadores.

Bambinazos61@gmail.com

@salvadorcosio1

Temas

Lee También