Viernes, 22 de Enero 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Charros, entre el conformismo y la polémica

Por: Salvador Cosío Gaona

Charros, entre el conformismo y la polémica

Charros, entre el conformismo y la polémica

La mediocridad en que Charros de Jalisco culminó el calendario regular de la temporada 2020-2021 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), el máximo circuito beisbolero profesional mexicano que se juega en otoño-invierno, es un claro reflejo del imperante conformismo de quienes están usurpando fáctica y extra legalmente las funciones directivas del club, pues se aprecia que para ellos es suficiente el equipo obtenga porcentaje de .500, es decir, un equilibrio entre el número de triunfos y fracasos, para calificar a postemporada sin esforzarse demasiado en ser un conjunto eminentemente ganador, cuando para una organización del nivel de calidad de los peloteros que tiene la institución jalisciense es de exigirse estar siempre entre los primeros lugares y no simplemente desempeñarse con mediano esfuerzo para culminar peleando por evitar la quema de quedarse fuera de los ocho que califican, lo que no es una hazaña siendo que apenas 10 conjuntos integran la Liga. 

Y uso la palabra mediocridad con toda intención, porque aunque suene quizá ofensiva, no se debe temer a las palabras y no atino a calificar de forma diversa la participación de un equipo que reuniendo todas las condiciones para ubicarse en los primeros dos o tres sitios de la tabla de calificación, se humille a estar jaloneándose por un séptimo u octavo lugar entre equipos bisoños que en el papel están por debajo del nivel de los caporales albicelestes, mas suplen la menor calidad de sus beisbolistas con entrega y pasión de ellos y una mejor dirección ejecutiva y técnica. 

Sin dejar de advertir las afectaciones sufridas a causa de la pandemia y que hubo contratiempos marcados por lesiones, jugadores que no alcanzaron su mejor nivel, y ausencias de peloteros que bien se tuvieron que retirar antes de tiempo o que nunca debutaron como los ligamayoristas Sergio Romo y Roberto Osuna, la realidad es que el desempeño en conjunto fue mediocre. 

Así lo marcan sus números. Culminaron la primera y la segunda vuelta de la fase regular del certamen colocados en el sexto lugar del standing; en la primera ronda con saldo de 15 victorias y 14 derrotas y en la segunda dividieron 15 y 15, peleando en esta última fase el sexto sitio a Sultanes de Monterrey, un equipo de menor nivel pero que le superó en sus enfrentamientos directos particulares durante el certamen, y que gracias a ese criterio obtuvo mejor posición final en la tabla por puntos. 

Con esos pingües resultados, Charros colectó cinco puntos y medio en cada una de las fases de la agenda regular del torneo para solo totalizar 11 y quedar colocados en el séptimo sitio del listado por puntos solamente superando al octavo de los clasificados que fue Venados de Mazatlán, pero siendo aventajado por Tomateros de Culiacán (6º), Águilas de Mexicali (5º), Sultanes de Monterrey (4º), Algodoneros de Guasave (3º), Yaquis de Ciudad Obregón (2º) y Naranjeros de Hermosillo (1º). 

Charros habrá de medirse al segundo mejor en la tabla por unidades que son los Yaquis de Ciudad Obregón que lucen junto con Naranjeros de Hermosillo como los favoritos para luchar por el título y seguramente será un serial de alta dificultad para los caporales albicelestes. 

Para enfrentar esta fase, todavía falta por conocer el roster completo que dispondrá el conjunto zapopano, aunque ya se hizo de un par de refuerzos, uno de ellos en el reciente Draft al sumar a sus filas a Esteban Quiroz, de Cañeros de Los Mochis, un experimentado y muy útil toletero cuya posición natural es de infielder, pero que también puede desempeñarse en los jardines, aunque es de advertir que la Gerencia deportiva del club podría haberse decantado por procurar un serpentinero abridor, que parecía más necesario y máxime que obtuvieron el primer turno para elegir pudiendo adquirir los servicios a Carlos Viera, Marcos Carrillo o Jesús Anguamea. 

El otro refuerzo acopiado ocupando plaza de foráneo habiéndose sacrificado al poderoso bateador y utility cubano Henry Urrutia, es el recio cerrador dominicano Alberto José Albuquerque, quien procede de Los Toros del Este en la Liga Dominicana de invierno y ha jugado siete campañas en Grandes Ligas y será muy valioso para junto con Brennan Bernardino encargarse de la salvaguarda de triunfos en los cotejos ante la ausencia de Romo y la malograda presencia de Osuna.

Ojalá los refuerzos funcionen como se espera y se haga una apropiada elección del roster para poder vencer en la primera fase a los siempre complicados Yaquis de Obregón.

Bambinazos61@gmail.com

@salvadorcosio1

Temas

Lee También