Martes, 02 de Marzo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Campañas políticas amenazadas

Por: Jaime Barrera

Campañas políticas amenazadas

Campañas políticas amenazadas

Al inicio del 2021 desbordado de hechos delictivos y violentos, y que ha tenido como su mayor sobresalto el terror desatado el lunes por el comando que con toda impunidad llegó y abrió fuego a plena luz del día contra el restaurante Los Otates en la zona de Andares, para privar de la libertad a un hombre y luego huir sin problema ni persecución alguna, ahora hay que sumar el secuestro, que trascendió ayer, del virtual candidato del PRI a la presidencia municipal de Mezquitic, Álvaro Madera, quien ya había ocupado ese puesto del 2012 al 2015.

Trátese de quien se trate, toda privación ilegal de la libertad es inadmisible y se debe combatir por igual, pero el hecho de que Madera se convierta en el primer aspirante a participar en el proceso electoral en marcha cuando aún ni las campañas inician, debe prender los focos rojos y alertar a las autoridades y sus corporaciones policiales, pero también a los partidos políticos y a las y los candidatos, del reto que les significará el arranque de las campañas políticas en abril próximo en este contexto de crisis de inseguridad y de violencia en Jalisco.

Más aún por la conmoción y zozobra que causó en la comunidad, pero en especial en la clase política jalisciense, el artero asesinato del ex gobernador Jorge Aristóteles Sandoval y la sensación de vulnerabilidad que les provocó el hecho de que se trató de un ataque claramente orquestado y en el que difícilmente pudo quedar al margen el grupo delincuencial que domina la zona de Puerto Vallarta, donde ocurrió crimen.

Lo que no debemos permitir es que esta vez las autoridades nieguen ver el elefante que todos vemos en la sala, volteen para otro lado e ignoren la amenaza de las mafias y sus ánimos intervencionistas en la vida interna de los partidos políticos en la definición de candidatas y candidatos.

Así pasó en el proceso electoral del 2018 cuando gobernantes, autoridades electorales, partidos políticos, candidatos y candidatas decían no tener detectadas zonas de riesgo por la inseguridad provocada por la delincuencia organizada y no pasaron ni 15 días de iniciadas las campañas cuando se tuvo que lamentar el asesinato del alcalde con licencia de Jilotlán de los Dolores, Juan Carlos Andrade Magaña, quien se preparaba para buscar la reelección por el partido Movimiento Ciudadano.

Tras el poder de fuego y de infiltración demostrado el lunes pasado por el hampa en la zona de Andares, en teoría la zona más vigilada de la ciudad, el factor de intimidación que aplicarán en la distintas regiones de la entidad crecerá exponencialmente y eso es una muy mala noticia para el proceso electoral en marcha y para el futuro de nuestra entidad y de nuestro país. 

Urge un golpe de autoridad de la federación, del estado y los municipios para salvar un proceso electoral amenazado y que siga degradando la autoridad de los gobiernos ante las mafias.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También