Martes, 20 de Octubre 2020

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Arrancones y corrupción

Por: Jaime Barrera

Arrancones y corrupción

Arrancones y corrupción

Ni la prolongación de la prisión preventiva que hace días un juez impuso a Keila “N”, conocida también como Lady Camaro, una joven de apenas 18 años de edad que en diciembre pasado embistió a dos motocicletas, a un grupo de personas y terminó impactándose contra tres vehículos en una de las tantas jornadas de arrancones clandestinos que se dan en las inmediaciones del Estadio de las Chivas, en la zona conocida como El Bajío, en Zapopan, ha desalentado a que en muchos otros puntos del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) los aficionados a la velocidad y al estruendo de los motores repitan esta actividad que pone en riesgo su vida y la de otras personas con la complicidad de autoridades. 

El saldo de aquel accidente ocurrido la noche del 27 de diciembre fue la muerte del joven Gerardo del Río Franco y diez personas lesionadas. La joven sigue encarcelada, acusada del delito de abandono de personas a título de dolo por haber huido tras los atropellos, así como por homicidio, lesiones y daño a las cosas a título de culpa grave. No ha podido dejar la prisión porque sus abogados y familiares no han llegado a un acuerdo reparatorio con las víctimas.

Como decíamos al inicio, ni ese calvario que está viviendo esta joven ha servido para inhibir estos arrancones en la distintas avenidas del AMG, que no se pudieran organizar sin que los agentes de las corporaciones municipales o estatales, o la Policía Vial, se hagan de la vista gorda.

Así quedó claro la noche del martes pasado que seis personas fueron detenidas por policías de Zapopan luego de un operativo implementado junto con agentes de tránsito en el cruce de las avenidas Santa Margarita y Servidor Público, donde se sabe que desde hace mucho tiempo se realizan estas carreras clandestinas de coches, como pasa también en las avenidas Juan Palomar, Aviación, Patria, Manuel J. Clouthier, José Parres Arias, 8 de Julio, Fuelle, Avenida Guadalupe y Las Torres, más las que se sumen esta semana.

Las detenciones realizadas la noche del martes, incluso de personas armadas que se dijeron escoltas de los participantes en los arrancones, muestran que cuando se quiere y se renuncia a la corruptela del arreglo y la protección se puede actuar para impedirlos.

Ante estas complicidades, que han permitido la proliferación de estas competencias ilegales en la vía pública que en promedio los vecinos reportan al menos dos al día, además de buscar abrirles espacios adecuados para desplegar su afición, es urgente que en el Congreso local se legisle para incluir medidas que sancionen esta práctica hasta hoy inexistentes y llamar a cuentas, por ejemplo, al personal del C5 y/o a los policías que patrullan la zonas donde ocurren los arrancones para ponerles fin a su negocio de protección de estos eventos que hasta en redes sociales se convocan.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También