Jueves, 02 de Diciembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Andrés, ¿fracasado y corrupto?

Por: Salvador Cosío Gaona

Andrés, ¿fracasado y corrupto?

Andrés, ¿fracasado y corrupto?

El combate a la corrupción constituyó el principal tema de campaña para Andrés Manuel López Obrador, y sin lugar a dudas se puede afirmar que esa bandera le llevó a ganar la presidencia de la República Mexicana en 2018. La narrativa utilizada y hasta su pañuelo blanco le han permitido que ya en el Poder su discurso siga permeando a pesar de que en los hechos, se trata  de un asunto pendiente en la agenda que contrario a ir en decremento como sería lo esperado, se potencializa a la alza, según marcan todos los indicadores que se estudian y se registran tanto a nivel nacional como internacional, y que nada menos este jueves ventiló la organización World Justice Project, que ubicó a nuestro país entre los 10 países más corruptos del mundo, justo a la víspera de que el presidente mexicano sea nombrado presidente del Consejo de Seguridad  de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sede a la que viajará el próximo 9 de noviembre para hablar de cómo México logró el combate a la corrupción.
“Voy a hablar de lo que considero el principal problema del mundo, la corrupción que produce desigualdad, sobre eso va a ser mi mensaje”, puntualizó el Presidente en la “Mañanera” del lunes cuando confirmó su viaje a Nueva York, siendo este apenas su segundo destino internacional desde que asumió como presidente de México.
Por ello, seguramente cayó como balde de agua fría en Palacio Nacional el reporte que muestra el lugar que ostenta México en cuanto a corrupción en el orbe.
De acuerdo con esta organización internacional de la sociedad civil, “México obtuvo su peor ranking en el rubro llamado “ausencia de corrupción” en el gobierno, en el que se ubicó en el sitio 135 de 139, es decir, apenas supera a Uganda, Camerún, Camboya y República Democrática del Congo. Incluso Venezuela (129) y Haití (130) están por encima del país en este listado.
Para medir este parámetro, la World Justice Project consideró tres formas de corrupción: soborno, influencia indebida de intereses públicos o privados y malversación de fondos públicos u otros recursos, todos ellos aplicados a los tres poderes del país (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), al Ejército y a la Policía.
Con esa estadística a cuestas, el presidente deberá presentarse en la ONU para hacerse cargo del Consejo de Seguridad de la Organización, si es que antes no decide recular y cancelar la visita a Nueva York, donde tampoco están ajenos a los multicitados casos de corrupción cometidos y tolerados bajo el gobierno lopezobradorista, entre los que se encuentran los videos de sus hermanos Pío y Martín, recibiendo sobres con dinero de un ex funcionario de gobierno y colaborador cercano del ex gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, para presuntamente financiar a Morena. Está igualmente el caso de su prima Felipa, recibiendo de Pemex contratos millonarios por adjudicación directa; sin mencionar infinidad de instituciones como Hacienda donde ante la falta de citas proliferan múltiples actos de corrupción.  
Andrés Manuel ha centrado su discurso en cómo la corrupción es el factor principal que inhibió el desarrollo social y cultural de México, que limitó el crecimiento y bienestar del país y que es causa determinante de los inaceptables índices de inseguridad, delincuencia y violencia que vivimos. Pero aún con esa narrativa, es un flagelo que no ha logrado combatir en el país, ni siquiera entre su familia, convirtiéndose en cómplice por tolerarlo y cruzarse de brazos.

opinión.salcosga@hotmail.com

Temas

Lee También