Miércoles, 26 de Enero 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Alfaro y Lemus 2022: año de definición

Por: Jorge O. Navarro

Alfaro y Lemus 2022: año de definición

Alfaro y Lemus 2022: año de definición

El año que recién comienza definirá, poco después de su primera mitad, los destinos políticos de los dos personajes más notorios en la política jalisciense: el gobernador Enrique Alfaro Ramírez y el presidente municipal de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro.

El foco de interés no será, en el caso del alcalde tapatío, su ruta casi llana para ser candidato a gobernador en 2024. No. El interés que ya despiertan sus actos públicos, sus discursos planeados o espontáneos, es el quiebre inminente con su aliado de partido y gobernador.

¿Es muy pronto para eso? No tanto.

De hecho, apenas unos días antes de concluir el año 2021, cuando el magistrado Laurentino López Villaseñor, del Tribunal de Justicia Administrativa, otorgó en sentencia el permiso para habitar las Villas Panamericanas, estuvo a punto de registrarse el primer choque verbal entre los dos personajes.

Circunstancialmente, los dos habían tomado vacaciones, pero apenas al regresar, el alcalde Lemus Navarro retomó la bandera que siempre ha sostenido en este tema: rechazar que las Villas Panamericanas se conviertan en un espacio de habitación ordinaria, por el riesgo que esto representa para la zona de El Bajío. Habló mal del magistrado y aseguró que están en la búsqueda de una ruta legal para combatir la determinación judicial.

Pero no tocó al gobernador.

Por su parte, Enrique Alfaro Ramírez, que ya defendió abiertamente la venta de las Villas a particulares para recuperar la inversión, midió bien la posible controversia y aseguró que El Bajío está protegido por un decreto para evitar que se siga urbanizando.

El tema no se ha agotado. La controversia regresará indudablemente, porque hay más de 80 amparos interpuestos que pretenden combatir el referido decreto.

Y muchos asuntos públicos en las semanas próximas pondrán al alcalde y al gobernador en esquinas opuestas en este cuadrilátero imaginario que es el ejercicio del poder y la competencia por metas tan aparentemente diferentes como una candidatura presidencial y la que conduce al gobierno estatal.

¿Ya tienen abierto el espacio de comunicación para evitar que el choque inevitable suceda antes de lo conveniente? Eso es más que probable. Pero ambos políticos tienen tras de sí una enorme cantidad de compromisos y discursos que los comprometen.

Para el mandatario de Jalisco, que en su trayecto de tres años ha enfrentado a muchos actores públicos y ha abierto confrontaciones como la actual, con el Grupo Universidad, el tiempo se abrevia rápidamente. La opción que tiene por delante no es ningún secreto: la posibilidad de ser candidato presidencial.

Ya hay como referentes dos encuestas nacionales. En la primera, aparecida justo después del último “informe” del presidente López Obrador (1 de diciembre 2021), ni siquiera figuró junto a Samuel García y Luis Donaldo Colosio, gobernador de Nuevo León y alcalde de Monterrey, respectivamente.

En la segunda, aparecida al iniciar este año, ya lo ubican entre los favoritos, pero aún por debajo de Samuel García.

Las decisiones del gobernador Enrique Alfaro; sus discursos y apariciones públicas. Los reflectores que atraiga en el nivel nacional, serán la puerta de entrada a una posible candidatura. También influirá decisivamente lo que haga el presidente de la república.

Al alcalde de Guadalajara le queda, ante la necesidad de empezar a “desmarcarse”, la delicada tarea de hacerlo sin lastimar mucho. Es el año de la definición.

jonasn80@gmail.com@JonasJAL

Temas

Lee También