Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 09 de Diciembre 2019
Ideas |

* “Una de cal…”

Por: Jaime García Elías

* “Una de cal…”

* “Una de cal…”

Salvo que el Atlas juegue más para el Guadalajara que para sus propios intereses, es muy probable que cuando las “Chivas” se enfrenten al Veracruz, el sábado 23 a las nueve de la noche, las escasísimas posibilidades de sacar boleto para la “Liguilla” que aún les quedan, hayan desaparecido. Porque, señor, da la casualidad de que a esa hora el Monterrey casi seguramente habrá hecho la tarea de imponerse a los rojinegros, para ser el octavo y último protagonista del verdadero campeonato…, y apagado, de paso, la mortecina llamita de la esperanza que aún tienen encendida los rojiblancos.

*

De darse así las cosas, al Guadalajara le quedarían dos asignaturas pendientes para el último partido: una, acrecentar su puntuación en la tabla de porcentajes (sobre todo si se confirma la desafiliación del Veracruz, Atlas y Guadalajara iniciarían el Torneo de Clausura, a principios del año, en los últimos lugares de ese tabulador); y la otra, jugar para que Alan Pulido termine el certamen como campeón goleador.

*

El tema tiene una faceta verdaderamente penosa: dar por descontado que el Veracruz cumplirá su destino de cerrar la campaña -y eventualmente despedirse de la Primera División… por un buen rato al menos- con el rabo entre las patas, y con un cargamento de cuero en las alforjas.

Ante un  adversario que ya hilvanó 41 jornadas sin victoria, para implantar un nada envidiable record mundial en esa materia, proponerse que Pulido anote los tres goles que le faltan para rebasar a Mauro Quiroga, del Necaxa -o más, si el argentino anota el viernes en el partido que su equipo jugará como visitante del Puebla-, parece una empresa perfectamente factible.

*

En sus dos partidos más recientes, particularmente, el Guadalajara acusó una solvencia ofensiva que, al margen de las notorias flaquezas defensivas de Toluca y Querétaro, denota los progresos logrados desde que Luis Fernando Tena tomó al equipo.

El funcionamiento de la media cancha -Molina y “Chofis”, sobre todo- y el atrevimiento de Vera y el mismo Pulido con el balón en los pies en la zona de definición, son indicios de que los jugadores han recuperado la confianza en sí mismos, y de que tienen argumentos para hacer efectiva la encomienda de convertir a su centro delantero en campeón de goleo.

Sería una de cal… por tantas como van de arena de un tiempo a esta parte.

Temas

Lee También