Miércoles, 29 de Enero 2020
Ideas |

* “Nuevo Campeonísimo”

Por: Jaime García Elías

* “Nuevo Campeonísimo”

* “Nuevo Campeonísimo”

Cuando el Guadalajara bordó su duodécima estrella en torno al escudo de su playera, tras coronarse en el Torneo de Clausura 2017, en plena euforia celebrativa, su propietario, el recientemente fallecido Jorge Vergara, expresó (¿o auguró, o proclamó…?) que “ha nacido un nuevo ‘Campeonísimo’”.

Externaba, así, el buen deseo de que el título recién ganado fuera el primero de una serie comparable con la que rompió, a partir de la década de los cincuenta del siglo pasado, el ciclo del “Ya Merito” y lo llevó a conquistar ocho campeonatos de Liga en 13 años (de 1957 a 1979), siete en nueve temporadas (de 1957 a 1965, con sólo dos interrupciones, a cargo de Zacatepec y Oro), y mantenerse, hasta la fecha, “ex aequo” con el América, como el mayor coleccionista de títulos en el futbol mexicano.

Refrendaba, de paso, la baladronada que plasmó en uno de los célebres desplegados del inicio de su gestión: convertir al Guadalajara en “el mejor equipo de México” (…y, ya encarrerado, “uno de los mejores del mundo”).

*

Actualmente, las notas que se han sucedido, en ráfaga, en los últimos días, con los nombres de jugadores mexicanos de primer nivel (Antuna, Madueña, Calderón, Angulo, Peña, Vázquez, Guzmán, Macías… más las “posibles sorpresas” prometidas por su actual propietario), han desatado un optimismo incomparablemente mayor al generado por las contrataciones de los cuatro o cinco torneos precedentes.

El fenómeno se explica por la cantidad, desde luego…, pero principalmente, sin menospreciar a nadie, por el cartel de las flamantes adquisiciones. Los más furibundos “Chivas… ¡y qué!”, ya arman en la mente sus alineaciones para los próximos torneos; ya vislumbran, como quien toma nota de los “avances” de películas o series próximas a estrenarse, algunas de las hazañas de que serán protagonistas los recién llegados.

*

¿Es posible que un equipo que pareciera tener un hándicap al estar integrado exclusivamente por futbolistas mexicanos, dé la pelea en un campeonato en que todos los demás participantes tienen la posibilidad de contratar jugadores extranjeros -sudamericanos, principalmente- de primer nivel, como lo prueba el hecho de que la mayoría sean seleccionados nacionales en sus países de origen…?

Es posible, ciertamente… a condición de que esos futbolistas sean los mejores -o, al menos, de los mejores- entre sus compatriotas, como parece ser el caso.

Porque -como decía “El Piporro”, parafraseando a Shakespeare-…. “with money dances the dog”.
 

Temas

Lee También