Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Mayo 2018

Ideas

Ideas |

* Lamentable “regularidad”

Por: Jaime García Elías

* Lamentable “regularidad”

* Lamentable “regularidad”

Es curioso: mientras en otros equipos se manifiesta en todo su esplendor la irregularidad característica del futbol mexicano —donde “cualquiera le gana a cualquiera”, según la frase acuñada hace muchos años por Horacio Troche—, Guadalajara y Atlas se aferran a una regularidad que, lejos de ser una virtud, subraya las deficiencias que se han convertido, para mal, en la marca de la casa, y los hunde cada vez más en el pantano de la mediocridad.

Los “Pumas”, que marchaban invictos y ostentaban la etiqueta de “equipo sorpresa” del Torneo de Clausura, sufrieron dos derrotas consecutivas; el León, que con el cambio de entrenador parecía haber enmendado el paso, sufrió su tercera derrota por goleada (4-0 ante Necaxa, y 5-1 ante Monterrey y Santos Laguna) en sus últimas cinco apariciones; las victorias de Veracruz sobre Querétaro y “Pumas”, como visitante, se interpretan como indicios de que no se resigna al descenso.

*

Las “Chivas” han apuntado cierta mejoría en sus últimos dos encuentros. Sin embargo, aunque tanto el 2-2 de media semana en Querétaro como el 1-1 del sábado ante el Pachuca fueron festejados con los cohetes que sobraron de las celebraciones de la conquista del anterior Torneo de Clausura, el hecho objetivo es que, lejos de servir para tirar lastre, esos resultados se reflejan en que los rayados, en vez de acercarse a la franja del tabulador en que se acomodan los aspirantes a pasar de la extensa lista de los llamados a la selecta de los escogidos, se estancan en una zona indigna de su prosapia, de los anhelos de sus dirigentes y de las expectativas de sus legiones de devotos.

La mejoría evidenciada el sábado por los rayados, apenas sirvió para empatar un partido que se habría ganado... si los resultados, en el futbol, se otorgaran, como en el boxeo, “por decisión”. Pero como da la maldita casualidad de que acá sólo puede ganarse “por nocáut”, pues…

*

La buena cara que el Atlas, por momentos, mostró ante los “Tigres”, en tanto, no pasó de ser un espejismo. Aunque el campeón, en el segundo tiempo, pareció consentir a su presa, le bastó con un zarpazo, cuando se propuso asestarlo, para acabar de escribir la historia que sobre la media hora de juego había comenzado a escribirse.

O sea que a la postre se reeditó el clásico juego del gato con el ratón…

Temas

Lee También

Comentarios