Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 26 de Abril 2018

Ideas

Ideas |

* Definiciones

Por: Jaime García Elías

* Definiciones

* Definiciones

En el futbol —“como en todos los órdenes de la vida”, diría Nacho Trelles—hay un tiempo propicio para las especulaciones… y otro para las definiciones.

*

Hasta hace una semana, por ejemplo, cabía especular sobre la posibilidad de que Guadalajara y Cruz Azul, dos equipos a los que por su popularidad y por su historia la mayoría de los aficionados querrían ver en la generalidad de las “Liguillas”, hicieran méritos para convertirse en protagonistas del verdadero campeonato.

Ahora, una vez que en Tijuana volvió a demostrarse que los prospectos de las “Chivas” aún no tienen la estatura futbolística necesaria para encomendarles responsabilidades como la de buscar los resultados en la competencia doméstica mientras a sus hermanitos mayores se les reserva para empresas de fuste internacional —la Concachampions primero, y a continuación, idealmente, el Mundial de Clubes—, la maldita realidad puso en su lugar a los ensueños. Los “Tigres”, por su parte, despachaban a los “Cementeros” con el discutible consuelo de que, como dijera el clásico, “jugaron como nunca —el del sábado fue su mejor partido en mucho tiempo: quizás el mejor de la temporada—… y perdieron, como siempre”.

*

El Atlas, a su vez, cerró la decimoquinta fecha del Torneo de Clausura con una realidad muy diferente a la que se vislumbraba al arranque de la campaña…

No se necesita tener una memoria portentosa para recordar que, cuando el “Profe” Cruz aún estaba instalado en el puente de mando del equipo, se hacían planes para que el equipo estuviera en los primeros planos, y aun para reverdecer los laureles que se marchitan en las vitrinas del club desde el cada vez más lejano campeonato de 1951 que explica la presencia de la estrella solitaria sobre el escudo de la institución.

*

Que el sábado se festejara el gol de Caraglio y el consiguiente triunfo sobre el Querétaro —superadas las angustias de los minutos finales, sin las cuales las victorias del Atlas serían tan insípidas como una jícama sin sal— y la correspondiente certeza matemática de haber ahuyentado por un buen rato al fantasma del descenso, como si se tratara de una epopeya, permite subrayar algo que siempre se ha sabido, pero que el futbol recuerda con harta frecuencia: que “Del dicho (al principio de la campaña) al hecho (en las postrimerías de la misma), hay —en efecto— un largo trecho”.

Temas

Lee También

Comentarios