Martes, 07 de Diciembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

-Bomba de tiempo

Por: Jaime García Elías

-Bomba de tiempo

-Bomba de tiempo

Que el gobierno británico incluyera a Guadalajara y otras catorce ciudades -siete africanas, tres asiáticas y cuatro latinoamericanas- en su Programa de Acción Climática Urbana (UCAP por sus siglas en inglés), al efecto de orientarlas para que tomen medidas tendientes a revertir el cambio climático que amenaza gravemente al planeta -y, de refilón, a sus habitantes-, podría interpretarse como una distinción... si no fuera, en realidad, un indicio de que a todas ellas se les ve como bombas de tiempo en que urge modificar políticas desacertadas y mejorar comportamientos colectivos desastrosos.

El UCAP incluye (EL INFORMADOR, ayer) “el desarrollo de sistemas de transporte público de bajas emisiones, la generación de energía renovable, la gestión sostenible de residuos, la construcción de edificios inteligentes y la planificación de riesgos climáticos” como algunos fenómenos que en Guadalajara se han vuelto cíclicos desde hace varios años: los incendios forestales en el bosque de La Primavera en los meses de sequía, y las inundaciones en el temporal de lluvias.

-II-

Además, hay muchos otros temas que deberían considerarse críticos. A saber:

* la contaminación de aire, agua y suelo -incluida por el Imeplán en el Atlas Metropolitano de Riesgos- sobre todo en el Sur y el Oriente de la Zona Metropolitana;

* la contaminación del agua en la Cuenca del Ahogado (Las Pintas y Toluquilla);

* las descargas de aguas residuales en el corredor industrial;

* la polución en el Río Santiago, colindante con la mancha urbana;

* las descargas irregulares en Guadalajara;

* la contaminación de cuerpos de agua por granjas porcícolas en el norte de Zapopan;

* la contaminación en la Laguna de Cajititlán en Tlajomulco, y la Presa Las Cuchillas en Zapotlanejo;

* la contaminación del suelo y los mantos freáticos por los tiraderos de Matatlán y Los Laureles en Tonalá, Picachos en Zapopan y Enerwaste en Zapotlanejo, y la planta de transferencia de Belenes;

* la contaminación que generan ladrilleras y bancos de materiales en Miravalle y Las Pintas;

* la contaminación -por fecalismo y metales pesados, principalmente- detectada por la Conagua en la gran mayoría de sus 35 estaciones de monitoreo en la Laguna de Chapala -la principal fuente de abastecimiento para Guadalajara-, que concluye que sus aguas “no son recomendables para el consumo humano directamente, y requieren someterse a procesos de potabilización como los que realiza el SIAPA”.

-III-

En efecto: todo un catálogo de barbaridades perpetradas sistemáticamente, y que se pretende revertir -si la Virgen de Zapopan se sirve intervenir como “patrona jurada de Guadalajara contra desastres y calamidades”-... de aquí a 2050.


jagelias@gmail.com
 

Temas

Lee También