Sábado, 19 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Jaime García Elías: - Transporte digno

Por: Jaime García Elías

- Transporte digno

- Transporte digno

En los camiones de Guadalajara, en tiempos de María Canica, había chispazos de ingenio. Por ejemplo, junto a los cordones con que se activaba el timbre, los rótulos avisaban: “Es timbre, no trapecio”; o bien, “Es timbre, no tololoche”. Otros, a la recomendación de “No fumar” y “No escupir”, sumaban un piropo: “Usted no es feo…”.

-II-

Más allá de esos detalles, que arrancaban una sonrisa a los pasajeros, el de la “Ciudad Amable” de entonces y sus municipios vecinos -Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá-, era, en términos generales, un transporte público digno y eficiente.

Por desgracia, el incontenible crecimiento de la mancha urbana ocasionó la degradación de ese servicio. Para intentar revertir ese deterioro, se incorporaron transitoriamente nuevas modalidades -las “decapeseras”, los “minibuses”…-; para aumentar su capacidad y acrecentar su eficiencia se invirtieron cuantiosos fondos públicos en las tres líneas del Tren Eléctrico Urbano (TEU), la del Macrobús y el Macroperiférico (“Un carril exclusivo que contará con más de 40 estaciones, desde los límites entre Guadalajara y Tonalá, pasando por Zapopan, hasta llegar a la carretera a Chapala, en Tlaquepaque, y se conectará con las líneas 1 y 3 de Mi Tren, además Mi Macro Calzada, con un sistema de rutas complementarias para llegar a Tlajomulco de Zúñiga, El Salto y Juanacatlán”, según la página del Gobierno, y que comenzará a operar a finales de este año) actualmente en obra.

-III-

El confinamiento, la reducción de actividades profesionales y la suspensión de clases presenciales en colegios, escuelas y universidades a causa de la pandemia, hace 15 meses, alteró tanto las previsiones de demanda de usuarios como el calendario de adecuaciones a 42 rutas de otras modalidades, previstas por las autoridades dentro del programa de reestructuración del transporte público contemplado para la puesta en operación de la Línea 3 del TEU.

Desde su inauguración, en septiembre, diciembre -el mes de las compras de Navidad- registró la mayor demanda (según la nota de ayer en EL INFORMADOR), con poco más de dos millones de usuarios; abril pasado fue el más raquítico, con poco más de un millón 200 mil pasajeros. En cualquier caso, ambas cifras están lejos de los 2.8 millones de traslados mensuales previstos originalmente.

Es previsible -y deseable- que la gradual vuelta a la normalidad, desde la próxima semana, acreciente la demanda y permita avanzar en esa asignatura pendiente: dar a los tapatíos el transporte público digno, eficiente -y hasta simpático- que tuvieron sus ancestros.
 

Temas

Lee También