Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 20 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

- Relumbrón

Por: Jaime García Elías

- Relumbrón

- Relumbrón

No por haberse vuelto repetitivo -van 19 veces consecutivas- dejó de ser noticia, en su momento, que Jalisco refrendó su hegemonía en la Olimpiada Nacional… Promovida por la Secretaría de Educación Pública a través de la Comisión Nacional del Deporte, la Olimpiada Nacional, según los textos oficiales, “es un evento de deportes multidisciplinarios en el que participan atletas amateur de México con el fin de impulsar el desarrollo de la cultura física y el deporte en los niños y jóvenes”; participan en ella los 32 estados de la República, el IPN, la UNAM y el Instituto de los Mexicanos en el Exterior. Sus objetivos, entre otros, consisten en “detectar talentos deportivos para estimularlos y conformar las selecciones nacionales juveniles”, “fomentar la práctica de deportes en los que México participe en los juegos Centroamericanos, Panamericanos y Olímpicos”, etcétera.

-II-

El tema surgió en un corrillo amistoso en el que participaron varios antiguos reporteros de deportes en la prensa local. Ahí se apuntó que si uno de los mayores beneficios sociales de la práctica del deporte es contribuir a la salud física (y mental y moral en consecuencia) de las personas, cabría suponer que Jalisco, en esa materia, sería modelo; que los deportistas que arrasan con las medallas en la Olimpiada Nacional serían apenas una muestra de lo que es la Entidad en su conjunto…

Sin embargo, sí da la casualidad de que, conforme a las estadísticas de las secretarías de Educación y de Salud, siete de cada 10 niños y jóvenes en Jalisco tienen problemas de sobrepeso y obesidad (a consecuencia, principalmente, del sedentarismo, frecuente factor predisponente de cardiopatías y diabetes), y de que Jalisco es uno de los estados en los que más notoriamente se han agudizado el tabaquismo, el alcoholismo y las adicciones a otras drogas por parte de los adolescentes en los últimos años, es evidente la discordancia entre los logros que la Entidad consigue sistemáticamente en la Olimpiada Nacional, que pudiera ser el parámetro por excelencia, y el casi nulo impacto de esos logros en la sociedad en pleno.

-III-

Está muy bien que algunos centenares de jóvenes, cuidadosamente seleccionados y concienzudamente entrenados, sobresalgan en disciplinas deportivas a nivel nacional. Es lamentable, en cambio, que muy pocos trasciendan -como se pretende- en competencias internacionales… Y más lamentable aún que el deporte, más allá del relumbrón de las medallas obtenidas en la Olimpiada Nacional, diste mucho de ser una práctica metódica, generalizada de la población, sistemáticamente impulsada por las autoridades.

Temas

Lee También

Comentarios