Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 18 de Noviembre 2019
Ideas |

- "Pax narca"

Por: Jaime García Elías

-

- "Pax narca"

A 72 horas -cumplidas ayer por la tarde- del más espectacular episodio de violencia ocurrido en México en el curso de una semana de pesadilla en esa materia (comenzó en Aguililla,Michoacán, el lunes; siguió en Iguala, Guerrero, el martes, y en Nuevo Laredo, Tamaulipas, el miércoles, y culminó el jueves en Culiacán, Sinaloa, como para no dejar mentir a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero: “Son cosas que pasan todos los días, en todo el país…”), hay, al parecer, consenso…

-II-

Primero: al partir de la premisa de que es más importante la vida de muchas personas inocentes que la captura de un delincuente, la autoridad obró, ciertamente, con prudencia: optó por el mal menor.

Segundo: haber evitado la escalada de atropellos y desgracias que eventualmente se habría desatado si hubiese porfiado en su propósito inicial, no la exime de la obligación de cumplir y hacer cumplir la ley -lo que incluye el combate al delito y la persecución de los delincuentes-, como solemnemente “protestan” hacerlo los funcionarios públicos cuando asumen sus cargos.

Tercero: haber realizado “de manera precipitada, con deficiente preparación y falta de planeación” -en palabras del Secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval- el operativo que las circunstancias obligaron a abortar, no reporta, ni al Gabinete de Seguridad ni al Gobierno en pleno, ninguna medalla. Hubo torpeza. Hubo ineptitud.

Cuarto: traer entre las manos un “chayote caliente” heredado, en efecto, de pasadas administraciones -las que permitieron, por tibieza, o propiciaron, por complicidad, el nacimiento y el desarrollo de un “Coco” (la delincuencia organizada, en todas sus variantes) al que ahora se tiene miedo porque ha alcanzado dimensiones monstruosas-, tampoco exime a la actual del deber de manejarlo con inteligencia, decisión y energía. A los actuales gobernantes nadie les dobló el brazo para que ocuparan los cargos que desempeñan; llegaron a ellos por elección popular; se votó por ellos porque la ciudadanía les compró el discurso de que sabrían revertir inercias perversas y erradicar, al cabo, los tumores cancerosos que aquejan a la sociedad mexicana: la violencia, la inseguridad, la pobreza…

-III-

El jueves, en Culiacán, la autoridad claudicó. Reconoció su inferioridad con respecto a los delincuentes. Se rindió… Probadas como están la insuficiencia policíaca,  la ineficiencia del aparato judicial, la saturación e inoperancia del sistema penitenciario, y ahora la torpeza de los responsables de la seguridad, dejó a los habitantes del país, por decirlo amablemente, “a la buena de Dios”.

Temas

Lee También

Comentarios