Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 17 de Julio 2018

Ideas

Ideas |

- Kumamoto

Por: Jaime García Elías

- Kumamoto

- Kumamoto

A partir del consenso de que “el Editorial es la parte más respetada del periódico… pero también la menos leída”, muchos periódicos, en todo el mundo, en los últimos años, han modificado sustancialmente sus secciones editoriales; algunos incluso han suprimido o dejado para ocasiones excepcionales los artículos en que se plasmaba precisamente “la opinión del periódico” con respecto a los asuntos que supuestamente interesaban a la generalidad de sus lectores.

Felizmente, sigue habiendo secciones, columnas y plumas, en los periódicos de todo el mundo, que dignifican el ejercicio del periodismo de opinión, principalmente porque honran una de las normas supremas de la escolástica: “Pensamiento claro y expresión correcta”.

-II-

Ejemplo de lo anterior, un texto firmado por Pedro Kumamoto, ayer, en “El Financiero” (p. 29)...

El joven diputado local y ahora aspirante a senador (que dio la nota en las pasadas elecciones al llegar a una curul prefiriendo las veredas de la ruta ciudadana a los trillados caminos de la partidocracia), tras aludir sutilmente a las incógnitas y los temores que nublan el horizonte de cara a las próximas elecciones, repasa sumariamente los procesos de designación de candidatos por los principales partidos y coaliciones, y plantea que “seguimos siendo un país que le apuesta al preciso, a quien despacha desde Palacio Nacional”. Las candidaturas ya definidas –añade–, siguen “apostando a la cultura del presidencialismo (…) que trata como seres excepcionales a sus líderes”. Subraya que “se ha dejado para después explicar cómo planean (…) cambiar las leyes de este país (para extirpar, como prometen todos, los cánceres sociales de la corrupción y la pobreza [acotación mía]) si, de consolidarse los pronósticos electorales, ninguna fuerza política tendrá las mayorías parlamentarias (necesarias) para lograrlo”.

-III-

Sin detenerse a recordar que en México ya se dio varias veces, en el pasado, el fenómeno de que candidatos aparentemente mejor equipados que cualquiera de los actuales, al llegar a la Presidencia no fueron capaces de operar la transformación del país que prometían en sus campañas, Kumamoto concluye que “nadie, por sí solo, va a cambiar este país”.

La conclusión sería, por una parte, que el texto es una prueba más de que no necesariamente sólo los viejos son sabios –Kumamoto cumplió 28 años el viernes pasado–, y, por otra, que el próximo Presidente, sea quien sea, ni será el Mesías o el salvador de la Patria, como promete algún “precandidato”… ni el artífice de su hundimiento, como temen muchos ciudadanos.
 

Temas

Lee También

Comentarios