Sábado, 19 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- “Hecho en México”

Por: Jaime García Elías

- “Hecho en México”

- “Hecho en México”

Se quisiera que la frase “Lo hecho en México está bien hecho”, fuera una regla. Por desgracia, son tantas las excepciones -costosas, frustrantes, dolorosas, ocasionalmente trágicas-, que la frase referida queda en simple buen deseo. En el rubro de la obra pública -carreteras, hospitales, edificios en que supuestamente se atiende a los ciudadanos-, sobre todo, tales excepciones son mucho más frecuentes de lo aceptable. En Guadalajara, por ejemplo, ha habido lamentables experiencias; añejos botones de muestra, las barbaridades detectadas en la Torre Educación o el Palacio Federal; recientes, las afectaciones de la construcción de la recientemente inaugurada Línea 3 del Tren Eléctrico Urbano a las iglesias de San Francisco, Catedral, San José de Gracia y el Santuario, o La Casa de los Perros (hoy Museo del Periodismo).


-II-


Hay un evidente trasfondo de sabiduría en el adagio de que “El que se quema con leche, hasta al requesón le sopla”. Precisamente porque han ocurrido varios percances en el medio siglo transcurrido desde que el Metro de la Ciudad de México comenzó a operar, se explica que el colapso de la estructura, al paso de un convoy de la Línea 12 (la dizque Línea Dorada), la noche del lunes pasado, generara reacciones como las consignadas por los medios de comunicación: el consenso ciudadano mayoritario -80% de las opiniones recogidas-, a reserva del resultado de los peritajes en curso, en el sentido de que el percance no se debió a causas naturales ni a un lamentable error humano, sino fue la consecuencia lógica, de alguna manera previsible, de la negligencia de los supuestos encargados de la supervisión sistemática (valga la redundancia) del sistema.


-III-


Al margen en la demora del cronograma y del incremento en el presupuesto original, la premura con que se activó La Línea 3 del Tren Eléctrico Urbano de Guadalajara -“la obra del sexenio” (del sexenio anterior, considerando las medallas que se colgaron tanto el ex presidente Peña Nieto como el fallecido ex gobernador Aristóteles Sandoval)- alimenta la sospecha y el temor de que pudiera haber imperfecciones y vicios ocultos en la misma. Y puesto que alguna eventual falla pudiera tener funestas, catastróficas consecuencias, a un alto costo de vidas humanas, la decisión de “reforzar las medidas de revisión, mantenimiento y control de las tres líneas del Tren Ligero en la metrópoli” (EL INFORMADOR, v-5-21) es a todas luces comprensible y encomiable.

No hacerlo así sería un ejemplo de negligencia criminal.

jagelias@gmail.com

Temas

Lee También