Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018
Ideas |

- ¿Conflicto en puerta? (I)

Por: Jaime García Elías

- ¿Conflicto en puerta? (I)

- ¿Conflicto en puerta? (I)

Si en el buscador de Google teclea usted “Carlos Lomelí denuncias”, encontrará, en 0.48 segundos, 57 mil referencias. Ellas aluden, indistintamente, a algunas promovidas por quien fuera candidato al Gobierno de Jalisco por Morena (Movimiento de Regeneración Nacional) en las elecciones de hace un mes, y a otras en las que fue denunciado. Entre las primeras, la presentada por Lomelí Bolaños contra Enrique Alfaro Ramírez, por presuntos actos de corrupción, consistentes en el pago de 750 mil pesos mensuales -no se señala por cuánto tiempo- a funcionarios de Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento de Guadalajara (encabezado por Alfaro, precisamente), “para permitir el uso de máquinas tragamonedas, de apuesta y videojuegos”. La nota advertía que Lomelí promovería más denuncias: “Van a ver cómo se le va a caer la máscara”… Entre las segundas están la interpuesta por Miguel Ángel Martínez Espinoza, quien fuera candidato panista, 20 días antes de los comicios, “por la presunta simulación de actos jurídicos y el uso de recursos de procedencia ilícita”; la del perredista Fernando Belaunzarán, porque supuestamente Lomelí “posee dos propiedades de 89 millones de pesos, no declaradas en su 3de3”, presuntamente compradas a empresas vinculadas con dos prominentes narcotraficantes, y una más, anónima, “por la venta de medicamentos a sobreprecio a Pensiones del Estado, por una empresa de su propiedad, aunque registrada a nombre de un tercero”.

-II-

De hecho, entre las miles de notas periodísticas archivadas en Google, una (“Animal Político”, VI-28-18) refiere, en síntesis, que Alfaro y Lomelí “empataron en número de denuncias presentadas en su contra (antes de las elecciones), con cinco cada uno, por irregularidades en gastos de campaña o malos manejos de recursos cuando ocuparon cargos públicos”.

Es probable que varias de esas denuncias sigan su curso en los tribunales. En lo que resplandecen tanto la verdad como la inocencia de los inculpados -en el deseable caso de que tal portento ocurra-, Alfaro ya es gobernador electo de Jalisco; Lomelí, en tanto, estrenará el cargo de “coordinador estatal de programas para el desarrollo de la Presidencia de la República” (“virrey”, dicen las malas lenguas) que encabezará Andrés Manuel López Obrador.

-III-

Tanto el hoy Presidente como el hoy gobernador electo blandieron la honestidad y el combate a la corrupción, con singular vehemencia, como sus banderas de campaña. La gran incógnita es si llegarán lejos, juntos, en esa cruzada… o si a medio camino blandirán las astas de tales banderas para agarrarse a palos.

Temas

Lee También

Comentarios