Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 12 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

- “¡Ah raza…!”

Por: Jaime García Elías

- “¡Ah raza…!”

- “¡Ah raza…!”

Decía algún socarrón que el camellón de la Avenida Ávila Camacho, del centro comercial Plaza Patria a la entrada de Zapopan, era “La Galería de los Indeseables”, en alusión a los bustos en bronce, instalados sobre sendos pedestales revestidos de cantera e identificados con la correspondiente placa, de 16 ex presidentes de la República… y a la hipótesis –sustentada por el mismo socarrón— de que pocos personajes hay en México tan desprestigiados, vía de regla, como los ex presidentes.

Si se supone que inmortalizar la vera efigie de un personaje pretende someter su memoria a manifestaciones de respeto –e idealmente de admiración y gratitud—, en el caso de los ex presidentes tales expresiones fluctuaban entre la indiferencia, la sospecha de que su elaboración e instalación –pagadas con dinero del pueblo— había sido un gesto de lambisconería, y la animadversión. Esta última ocasionaba, periódicamente, informaciones sobre la vandalización de que las esculturas eran objeto por parte de manos anónimas.

-II-

Las dichosas esculturas –lo de “dichosas” es un decir— han vuelto a ser noticia. No una o dos de ellas, como cuando los vándalos las hacían blanco de su malquerencia, sino todas…

Una investigación periodística (EL INFORMADOR, II-26-18) orientada a conocer dónde serían reubicadas una vez que concluyan las obras de la Línea 3 del Tren Eléctrico Urbano, a raíz de las cuales fueron retiradas hace más de tres años, concluyó en que las estatuas desaparecieron misteriosamente de la bodega en que –según la jerga oficial— estaban “resguardadas”. Señala la nota que personal del Ayuntamiento de Zapopan realizó “tres búsquedas minuciosas” en la bodega en que se les tenía ubicadas. Al no localizarlas, alguien –por demás perspicaz— concluyó que “a lo mejor se las robaron”, por lo que se procedió a levantar la denuncia penal correspondiente.

En lo que la autoridad correspondiente notifica si ya sigue algunas “líneas de investigación” y si hay avances significativos en la misma, la nota consigna –quizá porque el dato viene al caso…— que “en chatarreras de la metrópoli, se paga a 55 pesos el kilo de bronce”.

-III-

Independientemente del perjuicio a la comuna causado por el posible latrocinio, parece poco probable que el suceso sea motivo de manifestaciones orientadas a exigir que las estatuas –réplicas de ellas, al menos— sean reinstaladas en algún lugar propicio para que los próceres sean expuestos a loor y reconocimiento de la Patria agradecida por sus desvelos.

Aunque pudiera ser. Nunca se sabe…

Temas

Lee También

Comentarios