Viernes, 14 de Junio 2024

Anamar Orihuela lanza su libro "Doña Huevotes"

En entrevista para Gente Bien, Anamar Orihuela habla de su más reciente libro

Por: Xochitl Martínez

Anamar Orihuela promociona su libro

Anamar Orihuela promociona su libro "Doña Huevotes". ESPECIAL/CORTESÍA PENGUIN RANDOM HOUSE.

Anamar Orihuela es psicoterapeuta, conferencista, tallerista y escritora, quien actualmente promociona su reciente libro Doña Huevotes. Asimismo, es especialista en programas de radio y televisión, ha creado e impartido diplomados de autoestima para hombres y mujeres con temas de codependencia, heridas de la infancia, hambre de hombre, paternidades heridas, juegos psicológicos y autosabojate, entre otros. Y es autora de los best-sellers Hambre de hombre, Sana tus heridas en pareja y Transforma las heridas de tu infancia.

En entrevista para Gente Bien, Anamar Orihuela habla de su más reciente libro Doña Huevotes de editorial Aguilar, de la casa editorial Penguin Random House.

Anamar Orihuela. ESPECIAL/CORTESÍA PENGUIN RANDOM HOUSE.

¿Cómo surge la idea de escribir acerca de este tema en un libro?

Por un proceso que fui observando en mi propia experiencia, de lo que sucede cuando empezamos a integrar la vulnerabilidad, las emociones y el lado femenino en una historia de las mujeres que tuvimos que asumir responsabilidades desde muy chiquitas y ser la mamá de tu mamá, y siempre estar tomando responsabilidades, o sea, qué pasa cuando una mujer que tuvo que ser tan fuerte puede reconciliarse con su lado femenino y su vulnerabilidad. Realmente descubrir la verdadera fuerza de ¿en qué nos podemos empoderar las mujeres?, y desde mi propia experiencia, pero también de otras mujeres con las que trabajo como psicoterapeuta y observar qué va pasando cuando abres tu mundo interior. Desde ese lugar es que se me ocurrió que es una herramienta importante en este momento para las mujeres”.

¿Cómo se le puede ayudar o hacer ver a las mujeres de la fortaleza o de lo poderosas que son, desde un punto de vista positivo?

Muchas mujeres creen que ser poderosas o estar empoderadas es ser masculinas, y no se necesita ser masculina para poder sentirse poderosa, o sea, si tú basas tu fuerza en el control, en el hacer, en demostrar que puedes, en el siempre estar resolviendo los problemas de los demás, cargando cosas que no te tocan, rescatando a muchas personas, si tú basas tu fuerza en eso, siempre va a estar débil. Las personas te pueden dejar de querer cuando no lo hagas, se pueden enojar contigo cuando no resuelves o cargas, no se van a tomar bien si tú pones algún límite, porque tus relaciones están basadas en el hacer. Si tú basas tus relaciones en el ser, porque tú sabes quién eres y desde ese saber quién eres lo compartes a los demás, ya no tienes esa necesidad de ‘entonces voy a resolver para que me quieran, voy a cargar para que me vean bien, voy a hacer esto para tener el control’. En realidad tú puedes hacer eso, pero el fundamento ya no es para que te quieran, para tener el control, sino porque quieres, porque puedes, porque eso no te atropella, no te pone en una situación difícil porque pagaste algo que no podías, o empleaste un tiempo que no tenías, eso que haces nunca te demerita y nunca te quita o te resta algo de ti misma”.

Karena Flores da vida a “Mora” en “Isla Brava”

¿A quién está dirigido este libro?

“Yo creo que para adultas o adultos, porque esta condición de la Doña Huevos es una vida desarrollada. Creo que a partir de una edad, a partir de 20 años, donde tú ya puedas darte cuenta de que probablemente vas para allá, porque no tuviste derecho a ser niña, porque tuviste una infancia con mucho caos, porque tuviste una mamá a la que cargaste, entonces a la mejor lees este libro y dices yo no me quiero convertir en eso, o ya siendo una adulta con muchas responsabilidades, agotada, con mil cosas podrías leer también este libro y darte cuenta de una posición de vida que tiene mucho de crueldad”.

¿Cuál es el principal mensaje de “Doña Huevotes”?

Que podemos ser fuertes, empoderadas, pero eso no nos va a hacer masculinas, no nos va a llevar a atropellarnos a nosotras mismas, que necesitamos hacer un ejercicio de mirarnos a nosotras mismas desde fondo y de instaurarnos y pararnos en la vida más que basadas en el enojo -a veces con los hombres, a veces con las circunstancias-, en el miedo de la vida, de que las cosas salgan de control, o en el dolor de todo lo que no tuve derecho, que no nos basemos, ni apoyemos en esa realidad para ser fuertes. Las mujeres encontramos un poder muy grande cuando construimos una vida interior, cuando nos queremos, nos conocemos, cuando sentimos lo que necesitamos, cuando respetamos lo que necesitamos, pues el empoderamiento nace mucho más de lo femenino y eso te lleva a emplear la fuerza, tomar decisiones, hacer la vida que tú quieres, pero basada en tu femenidad y no basada en una masculinidad, molesta, enojada y dolida. La masculinizacion de la mujer en un sentido negativo aplasta lo femenino, entonces cómo reconciliarte con eso, cómo se expresa con tus hijos, con tu pareja, con tu trabajo, con tu hijo varón, con tu hija niña, cómo se expresa este atropellamiento en todos tus rostros y el libro es una experiencia, es un viaje”.

Anamar Orihuela. ESPECIAL/CORTESÍA PENGUIN RANDOM HOUSE.

“Doña Huevotes” ¿puede ayudar a que las mujeres que han tomado responsabilidades que no le tocan, a poder reconciliarse consigo mismas y a compensarlo?

Exacto, esa es la idea, que aprendan a darse el derecho a no poder, a no siempre saber, a no siempre controlar, a no ser siempre la que sostiene, que se den el derecho a decir que no, a ser sostenidas, a pedir, a recibir, a soltar, o sea, es una invitación para poder desde una adulta mucho más segura, confiada, dar pasos en la vida mirándose a sí misma y equilibrando su vida, que hago, doy, resuelvo, cargo, etcétera, todo para afuera y nada para mí”.

Lucy Lara promociona su libro “El poder de reinventarte”

¿Cuál consideras que fue el mayor desafío de escribir “Doña Huevotes”?

Yo creo que los años que me llevó darme el derecho de no ir tan de prisa, de mirarme, de sentirme, de respetarme, de conocerme, de hacerme amiga de mí misma, o sea, todos los años que me ha llevado respetar lo que siento y conocer mi vulnerabilidad e integrarlo como una experiencia que crece todos los días, eso ha sido lo más retador”.

¿Cómo fue el proceso de escribir el libro?

Se gestó aproximadamente en seis años, en el que empezó este proceso y escribirlo fue lo más fácil, en realidad, escribirlo quizá me tarde un par de meses, pero ya lo traía vivo dentro de mí y todo lo que quería decir, entonces lo pude compartir de manera muy rápida, simplemente necesitaba sentarme a escribir y enfocarme en escribir”.

¿Qué aprendiste al momento de crearlo?

Sobre todo, a hacer un manual, muy claro, que sea un guía y un mapa para mí -digamos- como una medicina personal también, porque escribirlo, ponerlo en orden, hacer cada una de las páginas me permitió también acomodar parte de mi propio rompecabezas y cuando lo terminé todo se vio mucho más claro, ordenado, mucho más mío. Realmente escribir un libro ayuda más al que lo hace, que al que lo lee, la verdad, escribirlo es un proceso que quien lo escribe o quienes los escribimos, sobre todo, en estos temas, ordena el mundo interior, integras muchas cosas y abro muchos momentos el corazón en mi libro, y eso fue algo muy sanador también para mí”.

Anamar Orihuela. ESPECIAL/CORTESÍA PENGUIN RANDOM HOUSE.

¿Cuáles son tus siguientes proyectos?

Voy a escribir un libro acerca del empoderamiento desde la vulnerabilidad para las mujeres, creo que se abrió así una puerta de cómo poder hablar específicamente de la vulnerabilidad, eso es algo que quiero profundizar y desarrollar, y para allá voy. Y en la Academia Anamar Orihuela siempre tenemos muchas actividades, tenemos grupos de crecimiento, estoy dando una especialidad, donde imparto mi método, tenemos un desayuno de “Doña Huevos” para este 27 de mayo, para todas las mujeres que les gustaría compartir y hablar de este síndrome, y siempre tenemos actividades, terapia, la Academia Anamar Orihuela es un espacio vivo, donde todo lo que hacemos tiene que ver con sanar el alma herida y aprender a crecer, a desarrollarnos como personas”.

¿Algo más que quieras agregar?

Invitar a todas a que se atrevan a mirar de frente lo que comparto en el libro, a sentirlo, a que la vulnerabilidad te abrace y a descubrir que no es tan malo ser vulnerable y sentir, y eso va a equilibrar mucho de nuestra vida”.

Doña Huevotes. ESPECIAL/EDITORIAL AGUILAR.

Doña Huevotes

Es un libro fuerte y directo, pero también una obra llena de ternura y apoyo terapéutico, una guía esencial para ayudar a quienes esconden sus emociones, sus fracturas del alma. El propósito de la autora es lograr empatía con mujeres que se sienten incomprendidas, abandonadas o lastimadas, mostrarles el poder de su gran sensibilidad y determinación, para que, mediante la comprensión y el apoyo compartan su luz y extraordinaria fortaleza espiritual.

Anamar Orihuela. ESPECIAL/CORTESÍA PENGUIN RANDOM HOUSE.

Anamar Orihuela

Página Web: academiaanamarorihuela.com

Facebook:

Twitter: Anamar Orihuela

Instagram: anamar.orihuela

YouTube: Ana Mar Orihuela

Tik Tok: Anamar.Orihuela

XM

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones