Miércoles, 19 de Enero 2022
Estilo | Viajes

Seis destinos poco conocidos pero muy Instagrameables en México

Si planeas viajar a lugares no tan comunes en México, aquí tenemos una lista para ti que te encantará

Por: Aracely Aguilera

Hay destinos poco conocidos que son una joya para admirar / Foto: Cortesía

Hay destinos poco conocidos que son una joya para admirar / Foto: Cortesía

El deseo y anhelo por recorrer el mundo y crear recuerdos inolvidables está más vivo que nunca. Viajar con más consciencia y buscar destinos menos concurridos será de las primeras cosas en la lista ahora que el mundo se está abriendo lentamente.

La comunidad viajera mexicana quiere evitar destinos turísticos populares donde haya multitudes; pero sí busca destinos Instagrameables para compartir sus fotos de las vacaciones para plasmar por la eternidad ese recuerdo. Por ello, con la misión de hacer que descubrir el mundo sea más fácil para toda la comunidad viajera, Booking.com revela seis destinos inspiradores no tan concurridos, pero dignos de una postal digital para el recuerdo. 

Loreto, Baja California Sur
Este paraíso conserva su tranquilidad y exclusividad; sus aguas cristalinas y formaciones rocosas lo convierten en un lugar de ensueño para cualquier amante de la fotografía, además, la vida silvestre que rodea la zona inspira a cualquiera a dar una caminata y reconectarse consigo mismo. Por si fuera poco, sus calles empedradas llevan de la mano a sus visitantes a un viaje colonial, el imperdible es la Misión de Loreto, una iglesia que data de finales de 1600.

Además, la ciudad más antigua de Baja California, contagia con su tradicionalismo a todos, incluso los alojamientos de la zona como Hotel 1697, tienen un toque clásico, hogareño, tranquilo y, sobre todo, cómodo.

La belleza y diversidad distingue a este hermoso destino / Foto: Cortesía 

Angahuan, Michoacán
La historia también es digna de retratarse y este poblado purépecha tiene mucho por contar, desde su gente, hasta el Volcán Paricutín -uno de los más jóvenes del mundo- y los vestigios que quedaron de San Juan Parangaricutiro y Paricutín, las comunidades que quedaron bajo la lava del volcán cuando hizo erupción en 1943, incluso se puede ver una parte de la iglesia que estaba. Recomendamos visitar el Nuevo San Juan Parangaricutiro y hospedarse en Hotel Farah.

Otra de las ventajas de Angahuan es el Centro Ecoturístico Terutzikua, donde se puede practicar senderismo, ciclismo de montaña, cabalgata o simplemente hacer un poco de hambre para disfrutar de un tradicional platillo purépecha como el atápakua. 

Photo by Jezael Melgoza on Unsplash

Sisal, Yucatán
Uno de los Pueblos Mágicos más recientes del estado, este edén de aguas turquesa es conocido por su actividad pesquera que poco a poco ha abierto las puertas a visitantes que buscan relajarse y admirar sus arrecifes de coral, manglares, ojos de agua, fauna y mucho más, lo cual destaca en la reserva del Palmar. Para tener la mejor fotografía del mar, es recomendable subir al Faro -construido en 1850- en el fuerte también conocido como el Castillo de la Emperatriz Carlota Amalia.

El ecoturismo en este lugar está muy presente y alojamientos como Casa Kinich Sisal, se aseguran de ser respetuosos con el espacio y todo lo que está alrededor. Y ¿quién no gusta de tomar una fotografía de su comida? Aquí los cocteles de mariscos y preparaciones con pescado son deliciosas y frescas, por lo que más de uno reflejará su antojo con un like.

Chihuahua, Chihuahua 
El norte del país también tiene su encanto y en el Parque Nacional Cascada de Basaseachi resguarda una de las cascadas más altas del país con 246 metros de caída sobre la Barranca de Candameña, hay otra cascada que vierte agua al fondo de la barranca: Piedra Volada; ambas dignas de una postal llena de naturaleza.

Hay algo más que vale la pena ver en la capital de este estado y es el Museo del Mamut que lleva a los viajeros a la última era glaciar a través de los fósiles que hay en el lugar, ¿quién no quisiera tomar una foto del esqueleto del mamut Columbino? En esta urbe hay gran variedad de hospedajes como Hotel Don Rubén que es ideal si se viaja en grupo o familia.

Photo by Denisse Garay on Unsplash

Litibú, Nayarit 
Una imagen del mar es mejor cuando está vacía y este paraíso de arena blanca en la Riviera Nayarit, podría confundirse con una isla desierta por la paz que emana de ella. Una larga caminata por la costa y llegar a Punta Negra o Careyeros es el plan perfecto para cualquiera que quiera hipnotizarse con el sonido del mar. Para lo deportistas, sus olas ponen a prueba las mejores habilidades de surfeo, que también pueden crear una imagen digital casi perfecta con las montañas como telón de fondo. 

Este lugar cuyo nombre significa “Cantar de Aves”, hace honor a su nombre por las melodías que producen los pájaros y endulzan el oído de los viajeros, quienes pueden disfrutar al máximo del sitio si hacen un plan de picnic y unas hamacas para relajarse. Al ser una playa casi virgen, la opción de alojamientos están en otras costas como Punta Mita, donde destaca Hotel Mesón de Mita.

Photo by Yarenci Hdz on Unsplash

Chautla, Puebla
¿Un castillo flotante? Sí, la Ex Hacienda de Chautla o Castillo de Gillow parece salido de un cuento de hadas por la imagen que regala: Una construcción en color rojo con ventanales que dan la bienvenida a la luz del sol, con un camino que da hacia la entrada, pero rodeado de agua, digno de fotografías para las redes. Además, ahora es un hospedaje donde se puede pasar la noche y llevar a las mascotas si se quiere tomar una postal con esta edificación de fondo.

Como salido de un cuento de hadas / Photo by Chautla on Unsplash

Para seguir en este tono de viajes en el tiempo, hay tours que recorren Cholula, Chautla y Val’ Quirico en Tlaxcala, conocido también como la Toscana Mexicana que, sin duda, será la envidia de muchos cuando vean fotografías de este lugar con aires europeos.

Información proporcionada por Booking.com 

AA

Temas

Lee También