Sábado, 27 de Noviembre 2021

LO ÚLTIMO DE Estilo

Estilo |

Mejoran sus vidas con equinoterapia

La cercanía de estos animales con el hombre ha demostrado en más de una ocasión ser altamente benéfica

Por: SUN .

Mejoran sus vidas con equinoterapia

Mejoran sus vidas con equinoterapia

Después de una buena sesión de acondicionamiento, “Ketamina”, “Dandi” y “Simpático”, a las ocho de la mañana, ya están listos para recibir a sus primeros “pacientitos” con diferentes condiciones y padecimientos como autismo, trastorno en déficit de atención, síndrome de Down, problemas de neurodesarrollo, alteraciones musculoesqueléticas y conductuales.

Ellos son tres de los seis equinos seleccionados cuidadosamente del criadero de Santa Gertrudis, que pertenece al Ejército mexicano, en Chihuahua, y que a diario ayudan a niños, derechohabientes de las Fuerzas Armadas, con sesiones de equinoterapia en el Centro de Desarrollo Infantil, ubicado en las instalaciones del Campo Militar número 1, en la Ciudad de México.

La yegua y los dos machos trabajan con cerca de 200 menores, de entre siete y 15 años, que asisten cada semana durante media hora, dependiendo del diagnóstico y del número de sesiones destinadas por los especialistas del CRI.

“Hay niños que no tienen control muscular y se ha encontrado mejoría en el control cervical y torácico. Nuestro centro de gravedad con el del equino manda información al cerebro, el niño va sintiendo como si él hiciera el movimiento. Es mucha estimulación, les ayuda mucho”, explica la mayor médico cirujano Lucía Méndez Hernández.

En el caso de pacientes con trastorno por déficit de atención, este tipo de terapia puede ayudar a la socialización y seguimiento de órdenes; y en casos de autismo, a comenzar a tolerar los ruidos o el tacto. 

La equinoterapia, según la también médico especialista en rehabilitación pediátrica, cumple tres objetivos principales: la transmisión de calor corporal; “el equino proporciona una temperatura de 38 grados, lo que permite al paciente que, antes de empezar a trabajar movilizaciones, se relaje. Es como cuando una persona debe calentar una articulación antes de trabajarla”.

Asimismo, la marcha tridimensional; niños con parálisis cerebral perciben el movimiento del caballo y sienten como si ellos fueran caminando, y la transmisión del impulso rítmico; “cuando los centros de gravedad del paciente y el animal se combinan y se manda un impulso al cerebro que da equilibrio”. Con ella se trabaja la parte cognitiva y conductual de los pequeños. 

Daniela fue diagnosticada con déficit de atención con hiperactividad desde los siete años y hasta ahora, que se está convirtiendo en una adolescente, asiste cada semana acompañada de su madre a equinoterapia. 

Para perderle el miedo al caballo, antes de montarlo, lo cepilla, lo acaricia y le da de comer bajo supervisión. Se trata de la ambientación del menor con el equino, parte fundamental de la terapia. Mientras monta y sigue indicaciones, responde de forma correcta las sumas y restas que le lanza su terapeuta. 

Su madre, Karla Magallón cuenta que “sí ha habido un cambio porque ella era muy intolerante a la frustración y muy impulsiva; llegó a tener un accidente por no medir las consecuencias y ahorita podría decir que es una adolescente como los demás”.

“Aquí aprovechamos mucho al caballo. Se trabajan la afectividad al darle de comer y los estímulos. Los pone alerta y activos”, dice el teniente de sanidad, Luis Ángel Pérez Sánchez, encargado de la sección de equinoterapia. 

Las terapias que dan de lunes a viernes, en dos turnos, son agrupadas en días por edades y diagnósticos, con actividades lúdicas, lo que hace que los menores lo vean como un juego. “Si el niño es distraído o no hace caso en lo que uno le dice, al ver a otro niño hacerlo, él lo iguala, lo repite”, explica el teniente. 

Por cada media hora entran tres menores y en cada célula van un equino, un caballerango y tres terapeutas, pero dependiendo del padecimiento, puede ser que vaya uno extra. 

Al término de su turno, “Ketamina”, “Dandi” y “Simpático” son llevados a las caballerizas, a un lado de su área de trabajo, descansan y se preparan para una nueva jornada acompañados de pequeños que encuentran en ellos una oportunidad para tener una mejor calidad de vida.

¿Te gustó este contenido?

  • Te invitamos a descargar la aplicación de EL INFORMADOR en donde tendrás acceso a este y otros contenidos de INFORMAPLUS. Prueba 10 días de manera gratuita ingresando a este link para la descarga. https://bit.ly/3mHhcdK
  • INFORMAPLUS ofrece una experiencia de lectura única, jerarquizada y editada como en nuestra versión impresa, pero con los valores y herramientas de una versión digital hojeable como leerlo en formato de página o por nota, marcar o compartir tus favoritos, copiar contenidos e incluso, si lo prefieres, escucharlos.
  • Además de materiales exclusivos, la suscripción incluye acceso a las ediciones de EL INFORMADOR, Gente Bien, Aviso de Ocasión y Suplementos.
  • Con INFORMAPLUS además formarás parte de CÍRCULO INFORMADOR, el programa de beneficios exclusivos para suscriptores de EL INFORMADOR

Temas

Lee También