Viernes, 30 de Septiembre 2022
Estilo |

Manejamos la nueva Ford Maverick 2022

Del viejo Maverick no tiene nada, pero la propuesta de Ford con esta pickup va más allá de apostar por la nostalgia con su nombre

Por: El Informador

Sin caer en excesos, tiene trazos que se alinean con el actual lenguaje de diseño de la marca estadounidense. EL INFORMADOR/M. Castillo

Sin caer en excesos, tiene trazos que se alinean con el actual lenguaje de diseño de la marca estadounidense. EL INFORMADOR/M. Castillo

Parece que la jugada de Ford por alejarse de los sedanes por muy superventas que estos sean e integrar productos como más SUV’s y nuevas pickups, le está saliendo a la perfección. Y es que la alineación actual de la marca del óvalo azul se ve mejor que nunca, tiene lo suficiente por mantenerse en el top-ten de ventas en el mercado mexicano y sigue construyéndose con vehículos robustos y que buscan ganarse el corazón de un nuevo público.

Todo lo anterior resume lo que nos encontramos con la nueva Ford Maverick en su versión Lariat, la tope de gama de esta productiva familia de pickups de uso personal pero que no le temen a trabajar. Personalmente el diseño no me termina por convencer, pero le di una oportunidad de convencerme de que eso no importa y lo que me encontré en su interior y su manejo paga con creces lo que visualmente no me encanta.

Esta pickup es orgullosamente hecha en Hermosillo, Sonora, y a pesar de su tamaño bajito, esto es engañoso, pues es muy larga y eso se nota en el área de la batea, donde tenemos una cubierta rígida que nos permite usarla como una cajuela o si la quitamos podemos cargar hasta 705 kilogramos e incluso tiene la capacidad para arrastre de 907 kilogramos. Nada mal si la comparamos con otras pickups similares de su segmento.

Una larga distancia entre ejes le permite extender su carrocería, lo que beneficia al espacio interior y la capacidad de carga. EL INFORMADOR/M. Castillo

Con esto, Ford deja en claro que uno de los puntos fuertes de la Maverick es su versatilidad y espacio. Esa flexibilidad también se nota en el interior con una propuesta que no se aleja de las tradicionales Ford Lobo, donde atrae elementos como ese aire ranchero y de trabajo, pero con sutiles toques de elegancia y con personalidad únicos como lo son las agarraderas de las puertas, los terminados bien hechos (se nota que está hecha en México) una cabina bien construida y silenciosa en el rodamiento y que te hace olvidar por ratos que vas en una pickup, pues no es brincona. Si observamos la Maverick de costado, la distancia entre ejes es enorme, lo que le permite tener un buen espacio interior y además soportar la carga que ya mencionamos.

En términos de funcionalidad, más allá de si nos gusta el diseño o no, la camioneta luce atlética, con una parrilla de tipo panal que permite una buena ventilación al motor y el juego de luces que se adaptan al lenguaje de diseño de Ford en la actualidad, con faros en forma de “C” invertida. Los rines son de 18 pulgadas de diámetro (en aluminio brillante para la versión Lariat). Y como ya mencionamos, en la agencia puedes pedir que te personalicen tu Maverick con cubiertas de caja, ciclismo, apariencia, convivencia, gráficos, carga o protección interior especialmente diseñada para llevar a tu mascota. Además, se puede elegir con el sistema Caja Flexbed con ranuras para divisores, compuerta trasera multiposicones y 10 sujetadores, principalmente.

Pasando al interior, nos gusta que tenga ese aire de rudeza y a pesar de que los materiales son rígidos, no crujen ni se sienten de mala calidad, insistimos en ello porque es algo que realmente nos sorprendió. Compartimentos de almacenaje bien distribuidos, además de amenidades como dos puertos de carga USB adelante y dos conexiones de carga de 12 voltios.

En el tablero tenemos una pantalla compacta de 8 pulgadas con compatibilidad para Apple CarPlay y Android Auto, conexión mediante Bluetooth, control con Sistema FordPass Connect con WiFi para vincular hasta 10 dispositivos a la red de internet contratada para el vehículo.

La calidad de la construcción y selección de materiales, aunado a la tecnología en conectividad, son los puntos fuertes en su interior. EL INFORMADOR/M. Castillo

En este apartado, destacamos la comodidad de los asientos, buena sujeción de los mismos y en tecnología también contamos con lo mínimo necesario para el día a día (y un poco más, claro) con siete bolsas de aire, sistema de freno con ABS y EBD y alertas como el sistema de pre-colisión con frenado de emergencia automático, alerta SOS de post-colisión, control de velocidad crucero y control de tracción y control antivolcadura, cámara con sensores de reversa, entre otros.

Y pasamos a lo que más nos gustó: el manejo. Hemos de confesar que no esperábamos tanto de esta pickup. Su comodidad, la posición elevada en la conducción, la respuesta suave de la dirección y un comprobado y eficiente motor EcoBoost de 2.0 litros, turbo, que genera 250 caballos de potencia y 277 libras-pie de torque, acoplado a una caja automática de 8 velocidades, así como una tracción AWD para esta versión Lariat, la hacen muy deseable para uso diario.

Cuando aceleramos, la respuesta es inmediata, se mueve con soltura y se siente realmente que ese torque puede sin problema con lo que indica la ficha técnica sobre su capacidad de carga, pero además se siente sólida y con buen aplomo en la ciudad, algo que pocas pickups pueden presumir pues suelen cansarnos en un manejo que requiera muchas horas. En esta Maverick tenemos una suspensión orientada al confort, una aceleración adecuada y un manejo que se disfruta en cualquier situación de tráfico. Si tienen oportunidad de manejarla, acelérenla un poco y sabrán de lo que les hablamos.

Con esto, Ford está conformando su equipo de estrellas, con nuevos productos y una alineación que parece envidiable, como es el caso de contar con un habilidoso jugador en su lineup como lo es la Maverick, una pickup que toma como base la Bronco Sport y está un escalón debajo de Ranger, lista para pelear contra rivales como la también recién lanzada Nissan Frontier Pro-4X.

Habitabilidad. Es una de las cosas más agradables en el interior, con buen lugar para cinco pasajeros. EL INFORMADOR/M. Castillo

Ficha técnica

Motor

L4; 2.0 litros; Turbo; Potencia: 250 HP. Torque: 277 libras-pie.

Tracción

Integral.

Transmisión

Automática de ocho velocidades (8+R).

Frenos

De discos ventilados adelante y de discos sólidos atrás, con ABS.

Suspensión

  • Delantera: Independiente tipo McPherson.
  • Trasera: Twist beam con barra McPherson.

Dirección

Eléctrica progresiva.

Dimensiones (mm)

  • Largo: 5,072.
  • Ancho: 1,844.
  • Alto: 1,745.
  • Distancia entre ejes: 3,076.

Capacidad

Peso: N/D.
Tanque: 64 litros.
Carga: 705 kilogramos.

Precio

750 mil 500 pesos (precio variable).

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones