Lunes, 04 de Julio 2022
Estilo |

El fruto de un buen trabajo

Los antojitos mexicanos tienen en este local un lugar donde los sabores alcanzan un nuevo acento

Por: @superchofo

Tortas y flautas es lo que ofrece este pintoresco lugar con más de 40 años de servicio e historia. CORTESÍA

Tortas y flautas es lo que ofrece este pintoresco lugar con más de 40 años de servicio e historia. CORTESÍA

De gira por la colonia Seattle y a consejo del buen Chuponcito, fui a desayunar con el buen Trigo a este pintoresco lugar. Debo decir que aunque pintoresco y lo que quieran, tienen más de 40 años en servicio. Iniciaron en el camellón de Aurelio Ortega, para después moverse un poco más hacia San Jorge, en donde estuvieron poco más de 18 años, los últimos 12 ya en la cochera donde ahora, desde temprano, atienden a su clientela.

Tienen otra sucursal ahí cerca, frente al hospital Zoquipan, en donde desde hace unos años, un hijo de Doña Martha lleva estos placeres.

Se trata ni más ni menos de flautas. De requesón, carne y frijol. Todas tienen un precio de $14 cada una, aunque si la pides con carne, la porción vale $40.

Se confeccionan con una tortilla normal, es decir no raspada como las encontramos usualmente, son con la tortilla normal que tenemos en casa, pero las mandan hacer con un diámetro mucho mayor al que tenemos en la mesa, lo que las hace flautas y no tacos.

Las preparan ahí en un asador anafre, con un aceite de muy buen color, al menos así me tocó verlo. Llegamos justo a las 08:45 horas con el antojo de traía de probarlas desde que me platicaron de ellas unos días antes.

Pedí dos flautas con una orden de carne encima, en total fueron $68 por ambas. Una de carne y otra de requesón. Te las dan así o bien las puedes pedir preparadas, que es lo que me recomendaron y lo que hice. Las parten por mitad (o las rompen por mitad, mejor dicho), le añaden crema un poco liquida, —es decir que no súper espesa—, le ponen lechuga (que viene siendo el componente que quita algo de culpa) y las bañan con salsa, que puede ser verde (que pica un poco) o roja, que es la misma salsa dulce de tomate que le ponen a las ahogadas. Yo opté por la verde, con un picor agradable, pero no demeritaba en ningún momento los sabores, ni predominaba sobre los demás ingredientes.

Me di cuenta de que la de carne no es como tradicionalmente la conocemos, deshebrada, sino que es un guiso de ésta con tomate y chile, que resulta con mucho más sabor que lo que siempre hemos probado. La carne que le ponen encima es una buena porción. Dicen que es equivalente a una torta ahogada, pero en realidad lo sentí como si fuera lo de dos. Es pura pierna, muy limpia y picada de manera rustica, es decir con pedazos un poco más grandes.

La torta ahogada ($45) es muy cumplidora, de pan suave. No la demerito en nada y su salsa picante de puro chile Yahualica es buena y espesa, de esas que en pocos lugares vemos. Pero aquí lo que hay que destacar son estas flautas, dignas de una buena melodía.

Sé feliz

Asiste

Tortas y flautas Max

Calle 8 #83, Col. Seattle, Zapopan, Jal (puesto callejero). Horario lunes a domingo de 09:00 a 15:00 horas. Sin redes.

Puntuación

  • Comida 4.5 
  • Lugar 4
  • Ambiente 4

Temas

Lee También