Viernes, 18 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Estilo

Estilo |

Diviértete como niño en Zacatecas

Los Pueblos Mágicos de este Estado vecino son una excelente opción para un fin de semana de emociones y travesuras

Por: Francisco González

La parroquia de Jerez. Bellísima edificación, cuyos detalles en cantera encantan a la vista y al corazón. ESPECIAL

La parroquia de Jerez. Bellísima edificación, cuyos detalles en cantera encantan a la vista y al corazón. ESPECIAL

Destino de aventura, cultura y naturaleza, el Estado de Zacatecas es perfecto para disfrutar en compañía de los pequeñines y celebrar por todo lo alto el Día del Niño, aprovechando sus hermosos paisajes y rica gastronomía. 

Otra cualidad que tiene Zacatecas es su variedad de Pueblos Mágicos, pues son seis, y cada uno tiene una identidad muy peculiar, lo que los vuelve perfectos para pasarse un fin de semana deslumbrante. ¿Qué te parece si los recorremos?

Nochistlán, el más musical

Nochistlán. A disfrutar de un Pueblo Mágico con muchos lazos hacia Jalisco. ESPECIAL

Encantador espacio, con su bello jardín Morelos y el mercado Municipal en el Centro. 

Aquí podrán encontrar artesanías y platillos típicos de la cocina zacatecana y jalisciense, como el pollo a la valentina, las gorditas o una birria espectacular.

En el primer cuadro también se encuentra su tradicional kiosco de cantera ; además, podrás disfrutar de la vista que ofrecen las hermosas fincas coloniales que lo rodean. 

Algunas de las construcciones imperdibles de este bello Pueblo Mágico son la Casa de los Ruiz, típica edificación del siglo XVII, considerada joya arquitectónica de esta localidad y un lugar lleno de historia ya que fue aquí donde se dio el primer llamado a la Independencia de México, el día 8 de octubre de 1810, por el insurgente zacatecano Daniel Camarena.

El apodo de “el más musical” le vienen a Nochistlán por ser tierra de folklore sonoro, con sus papaquis, los jaraberos y disfrutar de los ritmos del mariachi. ¿Dato curioso? El primer cuadro de la ciudad tiene más de 100 taquerías.

Jerez, el más alegre

La parroquia de Jerez. Bellísima edificación, cuyos detalles en cantera encantan a la vista y al corazón. ESPECIAL

Cuna de la tambora, que en la plaza principal suena de forma constante, pues es el punto de reunión de las bandas tradicionales. Jerez también es espacio de buena comida, pues son famosas sus  tostadas jerezanas elaboradas con una deliciosa salsa tradicional que puedes encontrar en casi cada esquina en pequeños puestos o en establecimientos con grupo norteño incluido. De postre disfruta unas  raspanieves de la Nevería El Paraíso o la Nieves El Nilo. Se elaboran con hielo picado, mermeladas de frutas de temporada, hechas de manera artesanal; y nieve de diversos sabores.

Para las familias que quieran aventura, puedes visitar el centro ecoturístico Cardos Adventure Park, opción para disfrutar de recorridos en cuatrimotos, tirolesas, puentes colgantes y hasta kayak; todo esto, enmarcado por el increíble escenario que ofrecen las formaciones rocosas, la vegetación y la fauna local.

Teúl, el más delicioso

Navegando en Zacatecas. Teúl tiene paseos en coquetas trajineras. ESPECIAL

A solamente dos horas y media de Guadalajara encontramos a Teúl de González Ortega, considerado el Pueblo Mágico de Zacatecas más sabroso gracias a su riqueza gastronómica. 

Pero hay más que comedera en este bello destino. Sus bellas construcciones, muchas de ellas del siglo XVIII, entre iglesias, casonas, plazas y calles empedradas, nos transportan en el tiempo y brindan la sensación de estar viviendo en otra época. 

Si llegas temprano podrás percibir ese sutil olor a azahar que flota por las calles de Teúl, urbe repleta de árboles de naranjo que también perfuman sus rincones. 

Y si vas con hambrita, no debes dejar pasar la oportunidad de disfrutar de los platillos del restaurante Los Jorges (Libramiento Sur #10), negocio familiar famoso por sus deliciosos chamorros. 

Otro platillo imperdible de Teúl son las gorditas de roble, preparación en la que, tradicionalmente, participan las familias completas; desde los padres, quienes acarrean la leña y prenden el horno; la mamá, en el amasado de la harina, y los niños, que ayudan a juntar la hoja de roble.

Para la familia que gusta de los espacios abiertos, vale la pena visitar la presa Manuel Caloca, conocida cariñosamente como “La Ticuata”, donde existe un puente colgante, áreas verdes, un mirador, un corredor con palmeras y pinos, además de contar con servicio de renta de trajineras, kayaks y lanchas para la pesca deportiva.

Sombrerete, el más fotogénico

Sierra de Órganos. En Sombrerete, hermoso rincón natural. ESPECIAL

El encanto de este Pueblo Mágico está en sus espectaculares atardeceres, que hacen juego con los edificios coloniales de Sombrerete y sus cerros, creando un paisaje que roba el aliento y son perfectos para que practiques tus cualidades como fotógrafo.

En este municipio de encuentra además el Parque Nacional Sierra de Órganos, área nacional protegida que se conforma de caprichosas formaciones rocosas que crean esculturas naturales, transformando sus horizontes en una experiencia visual espectacular. Es perfecto para quienes gustan de senderimos o desean darse una escapada para acampar, cobijados por una noche de estrellas. 

Guadalupe, el más virreinal

El encanto cultural de Guadalupe. Una ciudad de eterno toque virreinal. ESPECIAL

Lleno de arte, historia y cultura, este Pueblo Mágico resguarda el museo de Guadalupe, que cuenta con la colección de arte virreinal más importante del país. 

El acervo del museo está compuesto por pintura, escultura, arte plumaria y libros, entre otros materiales que provienen de los siglos XVI al XIX.

A lo anterior se suma la belleza y tranquilidad que ofrece el Jardín Juárez, en pleno corazón de la ciudad. 

Es perfecto para dar un paseo y regodearse con la arquitectura colonial de sus alrededores, como la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe. Un lugar ideal para el esparcimiento familiar, donde se puede disfrutar de actividades culturales, o bien, degustar antojitos mexicanos. 

Pinos, el más danzante

Pinos. Pueblo tan mágico como minero. ESPECIAL

El cariñoso apodo le viene a propósito de la tradicional danza de los “Matlachines”. Pero no solamente se caracterizan por sus capacidades de baile, pues Pinos también es un importante pueblo minero, el cual conserva una preciosa parroquia barroca.

La fama minera no le viene de ahora. En la época virreinal, Pinos fue un importante bastión minero y, hoy en día, sus edificaciones son muestra de ese esplendoroso pasado. 

No dejes pasar la oportunidad de visitar la parroquia de San Matías, construcción que guarda en su sótano al Museo de Arte Sacro, sitio que resguarda importantes piezas como un misal del siglo XVII.

Suplemento Pasaporte

Temas

Lee También