Miércoles, 17 de Abril 2024
Estilo |

Charger SRT Hellcat Redeye: Tributo al poder

Dodge ofrece en este bólido 797 caballos de fuerza y 707 lb-pie de par, con una caja automática de ocho velocidades con modo manual y tracción trasera

Por: El Informador

Charger SRT Hellcat Redeye. Su diseño ofrece salpicaderos más anchos y rines negros de 20 pulgadas. ESPECIAL

Charger SRT Hellcat Redeye. Su diseño ofrece salpicaderos más anchos y rines negros de 20 pulgadas. ESPECIAL

Dodge no se anda con medias tintas y en los últimos tiempos nos ha entregado lo mejor de su arsenal con vehículos como el Charger SRT Hellcat Redeye.

Es un Charger atractivo, con todo y el esquema widebody que lo hace ver mejor, gracias a elementos que hacen que el diseño tenga más presencia, como los salpicaderos más anchos o los rines negros de 20 pulgadas.

El interior es un gran tributo a la era clásica de la que esta serie de modelos toma inspiración, con un esquema donde el color negro predomina. La mecánica es para entusiastas, no sólo por el V8 de 6.2 litros, también por el supercargador Roots de 2,7 litros que entrega un extra de poder en relación al Hellcat “regular”. En el Redeye, el sedán ofrece 797 caballos de fuerza y 707 lb-pie de par, con una caja automática de ocho velocidades con modo manual y tracción trasera, como los puristas desean.

Si no fuera suficiente, existen diversos modos de manejo que mejoran la experiencia detrás del volante, con enfoque en pista, confort y hasta una llave que se guarda parte del caballaje para un manejo tranquilo, aunque existe una segunda llave roja que libera todo el poder.

Una máquina de diversión

Si disfrutas manejar, obviamente gozarás un coche como este, con un gran nivel de potencia y una mecánica de antaño enfocada para quienes gustan de la velocidad.

Manejar un Hellcat es inigualable, pero las sensaciones se magnifican cuando lo haces con un Redeye. El ruido del motor y el inconfundible agudo del supercargador te implantan la idea de que eres un mejor piloto de lo que en realidad eres, por lo que acelerar se vuelve adictivo.

Despegar, acelerar e ir en línea recta son tareas sencillas para este Charger, que se vuelve un vehículo más demandante cuando desactivas alguna de sus asistencias y te atreves a hacer curvas.

Ir rápido es sencillo, pero detenerse es otra historia, aunque el conjunto mecánico cuenta con frenos Brembo, un aspecto infravalorado, pero que en realidad es muy importante. En este rubro no hay queja, las mordazas atenazan los discos y se siente la seguridad de saber que estás respaldado por un gran sistema de frenos.

Es esa adrenalina la que buscan quienes pretenden comprar algo en esta categoría, pero tal vez ninguna opción es igual de emocionante que un Hellcat Redeye, aunque eso requiere de ciertos sacrificios, como pagar un costo elevado y tener que desembolsar varias veces dinero para volver a llenar el tanque.

Se trata de un coche robusto y, aunque es un sedán y puedes ir acompañado de la familia, incluso con una cajuela funcional, la realidad es que es más un vehículo recreativo, para ir de semáforo en semáforo humillando a todo aquel que ose retar el poderío del portentoso V8.

Quien quiere o tiene un Charger SRT Hellcat Redeye no sólo lo hace porque puede permitirse ese lujo, también es para quienes buscan satisfacer ese ego que todos tenemos por sentirnos poderosos, grandes y capaces y, conducir un ejemplar de este modelo sin lugar a dudas te hace sentir todo eso y mucho más.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones