Viernes, 17 de Mayo 2024
Estilo |

Adiós al calor, este es el truco para convertir tu ventilador en un aire acondicionado

Para aquellos que no cuentan con aire acondicionado, existe un ingenioso truco casero que promete refrescar el ambiente de manera efectiva

Por: El Informador

La creatividad mexicana se pone en marcha con este sencillo método para aprovechar al máximo un ventilador convencional y refrescar el hogar. Pixabay

La creatividad mexicana se pone en marcha con este sencillo método para aprovechar al máximo un ventilador convencional y refrescar el hogar. Pixabay

Con la llegada de la temporada de calor, las ofertas de ventiladores invaden los tianguis y tiendas departamentales, ofreciendo un alivio parcial frente a las altas temperaturas, sin embargo, en ocasiones, el simple movimiento de aire caliente dentro de casa no es suficiente para combatir el calor. Para aquellos que no cuentan con aire acondicionado, existe un ingenioso truco casero que promete refrescar el ambiente de manera efectiva.

La creatividad mexicana se pone en marcha con este sencillo método para aprovechar al máximo un ventilador convencional y refrescar el hogar. Los materiales necesarios son fáciles de encontrar en casa o adquirirlos con facilidad, lo que permite a cualquiera poner en práctica este truco y demostrar su ingenio mexicano.

El procedimiento es simple y no requiere de habilidades técnicas avanzadas; te compartimos paso a paso cómo hacerlo:

  1. En primer lugar, corta las dos botellas aproximadamente por la mitad, asegurándote de utilizar solo la parte superior y manteniendo las tapas intactas, lo cual es crucial.
  2. Una vez que hayas cortado las piezas, calienta el punzón o desarmador sobre el fuego hasta que esté lo suficientemente caliente. Luego, utiliza esta herramienta para perforar la parte ancha de la pieza que preparaste, solo en un lado; no es necesario hacer agujeros por toda la botella.
  3. Perfora la cantidad de agujeros que creas necesarios, manteniéndolos separados entre sí y evitando dañar la estructura y la forma de la botella. Esta será la parte destinada a contener el agua que se desprenda de los hielos cuando pierdan temperatura.
  4. Una vez completada esta etapa, la pieza adquiere la apariencia de un embudo con perforaciones en la parte superior, lo que facilitará la refrigeración. Utilizando alambres, clips o cuerdas disponibles, pasa un par a través de dos agujeros diferentes que hayas hecho, y luego cuelga inmediatamente la pieza en la parte trasera del ventilador. Dado que hemos preparado dos embudos, coloca uno en cada lado de la circunferencia del ventilador, utilizando un total de 4 clips.
  5. Una vez completados todos los pasos, tienes todo lo necesario para finalizar el trabajo. Ahora solo queda agregar la frescura. Coloca la cantidad adecuada de hielo en los embudos que cuelgan detrás del ventilador, sírvete una bebida refrescante y enciende el motor para comenzar a disfrutar de un ambiente más fresco y confortable.

Es una solución simple pero efectiva, a medida que el hielo se derrite, liberará frescura a su alrededor y el ventilador se encargará de distribuir el frío por toda la habitación. Puede que no sea una solución permanente, pero al menos por un momento aliviará el calor que se siente dentro de tu casa.

MF

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones