Domingo, 20 de Septiembre 2020

Príncipe Enrique y Meghan Markle compran mansión de 14 MDD

La lujosa residencia se encuentra en Montecito, un complejo en Santa Bárbara donde tienen casa estrellas como Oprah Winfrey, Ellen DeGeneres o Ariana Grande

Por: EFE

El príncipe Enrique y Meghan Markle viven en California desde que esta primavera se mudaran tras un breve tiempo en Canadá. AFP

El príncipe Enrique y Meghan Markle viven en California desde que esta primavera se mudaran tras un breve tiempo en Canadá. AFP

El príncipe Enrique y la duquesa de Sussex, Meghan Markle, han comprado una mansión de 14,6 millones de dólares en California (EE.UU.), informó este miércoles el portal de noticias sobre famosos TMZ.

Esta lujosa residencia se encuentra en Montecito, un exclusivo barrio de la parte oriental de Santa Bárbara (EE.UU.), que es una ciudad costera situada a unos 150 kilómetros al noroeste de Los Ángeles (EE.UU.).

El diario Los Angeles Times aseguró que la casa tiene unos 1.350 metros cuadrados y que está emplazada en un terreno de casi tres hectáreas de superficie.

Cuenta con nueve dormitorios, una piscina, una pista de tenis, un cine privado, un gimnasio, un spa, y una sala de juegos.

Además de la residencia principal, también hay una casa de invitados.

En Montecito tienen casa estrellas como Oprah Winfrey, Ellen DeGeneres o Ariana Grande.

El príncipe Enrique y Meghan Markle viven en California desde que esta primavera se mudaran tras un breve tiempo en Canadá, ya que tras desvincularse de la vida monárquica pretenden retomar el trabajo de ella en Hollywood.

La pareja y su hijo se mudaron antes de lo previsto por la crisis del coronavirus para así evitar que el cierre de fronteras afectara a su vida laboral en EE.UU. y les dejara atascados en Canadá.

En julio presentaron una demanda en los juzgados de Los Ángeles (EE.UU.) contra los paparazzi que sobrevolaban drones sobre su residencia temporal en Los Ángeles para obtener fotografías e imágenes de su vida íntima, por lo que el traslado a Montecito se entiende como un intento de buscar una mayor privacidad.

En su denuncia aseguraron que algunos paparazzi llegaron a volar drones "a apenas 6 metros" de su casa y en ocasiones hasta "tres veces al día".

"Otros han volado helicópteros sobre el patio trasero de la residencia, tan temprano como las 5.30 de la mañana", añadieron en su escrito. 

JL

Temas

Lee También