Jueves, 27 de Enero 2022

¡“No miren arriba”! Se acerca el fin del mundo

Protagonizada por Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence, Jonah Hill y Meryl Streep llega a Netflix esta comedia llena de diversión apocalíptica

Por: El Informador

“No miren arriba”. El filme fue dirigido por Adam McKay. Netflix

“No miren arriba”. El filme fue dirigido por Adam McKay. Netflix

Conocido por abordar -en tono de comedia- temáticas disparatas y controversiales o de notable carga política, el realizador norteamericano Adam McKay regresa a las marquesinas y la pantalla chica con una nueva película, “No miren arriba” (“Don’t look up”, 2021), la cual se estrenó en cines de los Estados Unidos el 10 de diciembre y en la plataforma Netflix (que es también la compañía productora) el 24 de diciembre.

La película nos muestra a dos personajes pertenecientes a la comunidad científica -un astrónomo, interpretado por Leonardo DiCaprio, y su alumna, Jennifer Lawrence- que “se van politizando al descubrir un meteoro que impactará la Tierra en ocho meses y deben decidir cómo enfrentarán la situación, desde actitudes divergentes: ella es muy expresiva y él, más bien, intenta jugar con el sistema”, comentó el actor durante el junket mundial en el que estuvo presente EL INFORMADOR.

En tono de comedia oscura, la película explora -explica el actor- “el malestar de la comunidad científica que expresa su frustración al conocer la urgencia de un evento que acabará con la vida en la Tierra y que nadie parece darle importancia a eso, más bien reaccionan con indiferencia”.

Proyecto en marcha

En el encuentro con los medios también estuvieron presentes el director de la cinta, Adam McKay, y algunos miembros del elenco, como Jennifer Lawrence, Jonah Hill, Meryl Streep, Tyler Perry y Kid Cudi.

El realizador compartió que comenzaron el proyecto hace dos años; esto es, a punto de iniciar la reclusión por la pandemia de la COVID-19, “no existía vacuna y las medidas de prevención debían ser extremas, pero encontramos la forma de colaborar y sacar el trabajo adelante”.

Asimismo, Meryl Steep -quien interpreta a la presidenta de los Estados Unidos en la cinta- destacó que, para su papel, “había muchos tipos de los cuales tomar algo malo para el personaje”, aunque lo que más tuvo en mente fue “el poder y el dinero” como elementos que afectan el servicio público, “un empleo que requiere un gran sacrificio, por lo que se necesitan buenas personas para ejercerlo”, señaló.

Importancia del humor

A este respecto, DiCaprio destacó que buscaba un proyecto que tratara temas vinculados al calentamiento global y medio ambiente, lo mismo que “cómo contribuir a la causa”; de este modo, opina que “McKay acertó con la narrativa” en el largometraje que, con perspectiva de comedia, propone “crear una conversación sobre estas cuestiones de importancia para el planeta, que es de lo que deberíamos estar hablando”.

Ante el desdén de políticos, medios y autoridades, en “No miren arriba”, el director McKay se pregunta “si no habría quien se moleste” ante esa actitud, piensa que “a veces, lo que se necesita es decir las cosas directamente” y, para conseguirlo, “lo que se requiere es un campo neutral” en que se funde un diálogo; por esto, intervino Jonah Hill, una de las virtudes del film es cómo el director “hace digeribles asuntos muy serios y terribles a través de la comedia”.

Para el propio McKay, en lo que respecta a su abordaje de esta historia, “es muy importante que la gente ría”, es decir, que los temas urgentes que pueden desesperar o causar tristeza -tal como la posibilidad del fin del mundo o las consecuencias del cambio climático- “se pueden expresar y hacer sentir con humor”.

Profecía y música

Finalmente, en voz de los miembros del reparto, la “química” entre actores y actrices ha sido fundamental para conseguir los objetivos en la cinta; además del respeto por la figura de McKay que, refirió Tyler Perry, “consiguió escribir una película de carácter profético, pues hoy día la NASA ensaya con un artefacto enviado al espacio para desviar la trayectoria de un cometa”.
Después de todo, los “acercamientos” de “No miren arriba” a los temas que trata son múltiples, más allá de la perspectiva de comedia están los dilemas políticos y, asimismo, la importancia de la música al tratar y relacionar asuntos científicos en la letra de las canciones que se podrán apreciar en el largometraje, en las voces de Ariana Grande y Kid Cudi.

Talento. Jonah Hill, Leonardo DiCaprio, Meryl Streep y Jennifer Lawrence participan en una escena de la nueva comedia de Netflix. Netflix

PARA SABER

¿De qué va “No miren arriba”?

Dos astrónomos -profesor y alumna- descubren que en pocos meses un meteorito del tamaño del Everest destruirá el planeta Tierra. Desde ese momento, a través de los medios de comunicación buscarán advertir a la humanidad del peligro que se avecina. Sin embargo, todos reaccionan con indiferencia ante la noticia, a nadie parece importarle que el fin de la humanidad esté tan cerca. Así, la gira mediática en la que se embarcan los astrónomos pasa de tener un cariz trágico para tornarse una comedia muy oscura.

"(Sobre McKay) consiguió escribir una película de carácter profético, pues hoy día la NASA ensaya con un artefacto enviado al espacio para desviar la trayectoria de un cometa".

- Tyler Perry, actor

TOMA NOTA

Otras películas de Adam McKay

  • “El reportero: la leyenda de Ron Burgundy” (2004)
  • “Ricky Bobby: Loco por la velocidad” (2006)
  • “Hermanastros” (2008)
  • “El reportero: la leyenda continúa” (2013)
  • “La gran apuesta” (2015)
  • “El vicio del poder” (2018)

MQ

Temas

Lee También