Lunes, 24 de Enero 2022

Manolo Caro hace frente a la controversia; estrena “Alguien tiene que morir”

El director tapatío cambia de piel con el proyecto que presentará este 16 de octubre en la plataforma Netflix

Por: El Informador

“Alguien tiene que morir”. Manolo Caro (de pie al centro, con los brazos abiertos), ofrece un proyecto radicalmente distinto a lo que venía haciendo con Netflix. CORTESÍA

“Alguien tiene que morir”. Manolo Caro (de pie al centro, con los brazos abiertos), ofrece un proyecto radicalmente distinto a lo que venía haciendo con Netflix. CORTESÍA

El próximo 16 de octubre se estrena en Netflix la miniserie de tres episodios “Alguien tiene que morir”, primer drama en la televisión que desarrolla el cineasta tapatío Manolo Caro. Esta es una trama que transcurre en España durante los años 50 bajo la estela del régimen franquista, donde hay una profunda represión social y el machismo está siempre latente.

El elenco está conformado por superestrellas de México como Cecilia Suárez, Isaac Hernández y Alejandro Speitzer, mientras que por la “Madre Patria”, figuran personalidades como Carmen Maura, Ernesto Alterio, Ester Expósito y Carlos Cuevas.

Cuando se dieron los primeros vistazos de la trama, usuarios en Twitter le recriminaron a Manolo la falta de representación racial en sus proyectos y que en sus repartos figuraban las mismas caras, ante esta polémica, comparte en entrevista el director tapatío que es un diálogo del cual está aprendiendo, “y del cual no pienso entrar en una controversia sobre lo que sucede hoy en día en redes sociales, menos en una como Twitter, que parece que ahora es una caza de problemas y de señalar y de polarizar. Yo en lo que hago, estoy intentando hacerlo lo mejor posible, estoy aprendiendo así como sucedió con la polémica de ‘La casa de las flores’ cuando anunciamos el personaje del actor Paco León”.

Otra de las reflexiones que confiesa Manolo es que su trabajo defiende la perspectiva que tiene él para contar sus historias. “Y ojalá se le exija también tanto a nuestros políticos como se les exige a los que hacemos entretenimiento. No me estoy deslindado de mi responsabilidad, pero estoy en el trabajo de resolver y que mi labor hable de quién soy, y lo he hecho y lo he defendido hasta el día de hoy. No me arrepiento de ninguna decisión porque no he matado ni sacrificado a nadie y estoy en la causa”.

Recordó que cuando surgió la idea de desarrollar “Alguien tiene que morir”, se encontraba filmando “La casa de las flores”. “Quería que fuera un drama familiar en otras circunstancias. Siempre me gusta escribir cuando estoy rodando porque siempre he pensado que la creatividad es un músculo y cuando estoy filmando está muy bien aceitado. Después vino el amorío entre Netflix y mi persona y esto dio la oportunidad de que viera la luz. Lo primero que les dije fue que quería cambiar de género y que quería hablar de la opresión y persecución de los homosexuales”, rescata además que la trama tiene paralelismos con la realidad violenta que se vive por estos días.

Entre el yugo y la opresión

Cecilia Suárez y Ernesto Alterio interpretan un matrimonio en la historia, él es un hombre con principios muy conservadores y machistas, mientras que ella encarna a esta mujer que vive oprimida bajo el yugo de su esposo. “Manolo me dio la oportunidad de interpretar un personaje bien complejo y también me dio la oportunidad de trabajar con él, un deseo que tenía ya de hace mucho tiempo. Este personaje responde a una manera de pensar que tiene que ver con una época y unas creencias, un personaje que me costó. Él tiene cosas heredadas, para él la familia es alguien muy importante, pero también tiene sus zonas no tan claras”, comparte Ernesto.

Por otro lado, el público tiene muy presente a Cecilia con “Paulina de la Mora”, y aquí ofrece un matiz completamente diferente, no solo por la época, también por las características propias de “Mina”, su rol en esta serie. “Sí, teníamos ganas de ir en una dirección contraria de lo que habíamos hecho previamente y esta era la oportunidad de poderlo hacer y sí que era interesante sumergirnos en este mundo que era completamente diferente, aunque  (sí) hay paralelismos en el cuerpo de trabajo de Manolo que tienen que ver con ciertos temas que son para él importantes como los secretos, la doble moral, lo que  no se dice, el qué dirán y lo que la sociedad espera”.

Saber más

¿De qué se trata?

La historia de “Alguien tiene que morir” comienza cuando un joven, tras ser llamado por sus padres, debe volver de México a España para conocer a su prometida, pero para sorpresa de todo el pueblo regresa acompañado de “Lázaro”, un misterioso bailarín de ballet.

JL

Temas

Lee También