Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018

La mayor tragedia de futbol sudamericano hecha documental

El domingo 10 de junio a las 19:00 horas, CNN en Español presenta “Chapecoense: Las claves oscuras del siniestro”

Por: El Informador

Honores. Fans del equipo  brasileño Chapecoense participan en un tributo a los jugadores fallecidos. AFP

Honores. Fans del equipo brasileño Chapecoense participan en un tributo a los jugadores fallecidos. AFP

La comunidad internacional, en especial el mundo del futbol, se conmocionó en noviembre de 2016 por el trágico accidente que sufrió el club brasileño Chapecoense. El equipo deportivo se dirigía de Bolivia hacia Colombia para disputar la final de la Copa Sudamericana cuando la aeronave en la que viajaban se desplomó poco antes de llegar a su destino, por falta de combustible (como se comprobó posteriormente).

Este domingo 10 de junio, CNN en Español presenta, a las 19:00 horas, “Chapecoense: Las claves oscuras del siniestro”, dentro de su serie DocuFilm. Comandado por el periodista Francho Barón, la investigación presenta a los espectadores una serie de datos descubiertos durante la filmación, además de las entrevistas con los involucrados: desde los sobrevivientes hasta trabajadores de LaMia (la compañía aérea responsable).

Originarios de Chapecó, una pequeña localidad al sur de Brasil, el Chapecoense no fue el único equipo profesional de futbol en volar en el mismo avión que se estrelló. De hecho, en su modalidad de vuelos chárter LaMia voló en su único avión a nueve equipos sudamericanos, además de tres selecciones, incluida la argentina con Lionel Messi. Otra personalidad que viajó en el mismo avión accidentado fue el presidente boliviano Evo Morales.

En el documental de poco más de una hora de duración los espectadores podrán ver los documentos que apuntan a probables causas que desencadenaron la tragedia, como la constitución formal de LaMia como empresa en Bolivia (donde pudo favorecerse de tráfico de influencias y nepotismo).

Historia. Brasileños salen a las calles a recordar a los fallecidos. AFP

Vía telefónica, el periodista Francho Barón platicó sobre esta nueva producción, que trata un tema en el que todavía están abiertas investigaciones en Brasil y Bolivia: “No me atrevería a hablar de corrupción. Nos atenemos a la letra de lo que contamos aquí. No damos por hecho esa situación, pero sí planteamos la pregunta. Me parece importante porque hubo varias situaciones constatadas en documentos que apuntan a una aparente falta de control por parte de instituciones. Si lo que permea esa falta de control es un problema de corrupción debe ser la justicia lo que la determine”.

Sobre la decisión de CNN de abordar este tema, el periodista comentó que el equipo de trabajo fue de más de treinta personas: “Tras el accidente había preguntas elementales a las que no se daba respuesta. Familiares de las víctimas expresaban su preocupación por que nadie contaba el contexto que rodeo al trágico accidente”. En el avionazo murieron 71 personas, con sólo seis sobrevivientes.

La investigación para el documental fue de más de un año, más el trabajo posterior de debate editorial. Durante la filmación e investigación, el equipo de CNN descubrió nuevos derroteros que apuntaban a otros personajes, en apariencia, desligados de LaMia pero con facturas a su favor depositadas en sus cuentas.

Experiencia que marca

En la producción “Chapecoense: Las claves oscuras del siniestro”  también se exponen los testimonios de una ciudad impactada por el suceso. Al propio Francho esta experiencia lo marcó: “Hay un término que usa uno de nuestros entrevistados: nos dice en determinado momento que el Chapecoense es un patrimonio colectivo en la ciudad de Chapecó. Para la gente es motivo de orgullo, de alegría local, es lo que unifica. Le da un sentido del ocio a una pequeña población de poco más de 200 mil habitantes… Creo que es fácilmente deducible que la herida que deja un hecho de estas características es enorme. Fue justo lo que nos encontramos, una herida muy profunda, muchísima gente que había perdido familiares, amigos, un padre, un hijo, un amigo de trabajo. Todos estaban en una situación personal muy frágil. Enfrentarse a eso periodísticamente no deja indiferente a nadie: al igual que soy periodista soy ser humano. Trabajar con esa materia prima se termina trasvasando a la propia cabeza. No soy de piedra, movió lo más íntimo que hay en mí. Este trabajo deja una cicatriz difícil de borrar”.

Temas

Lee También

Comentarios