Lunes, 18 de Enero 2021

FICG: Martín Hernández abre su caja de sonidos

El diseñador y productor de audio comparte en el marco del FICG los proyectos que han marcado su carrera y lo que tiene entre manos

Por: El Informador

MARTÍN HERNÁNDEZ. El diseñador y productor de audio estuvo nominado al Oscar por su trabajo en “Birdman” y “El Renacido”.

MARTÍN HERNÁNDEZ. El diseñador y productor de audio estuvo nominado al Oscar por su trabajo en “Birdman” y “El Renacido”.

Más de 20 años de carrera en el diseño y producción de audio le han dejado premios y enseñanzas a Martín Hernández. Los galardones, aunque lo honran, no lo obsesiona. Las lecciones son las que lo enriquecen y motivan, tanto como para hacer un espacio en su apretada agenda y venir al Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) para compartir lo que sabe, sembrar consejos y quizás cosechar varias enseñanzas.

Martín Hernández es uno de los supervisores, editor y diseñador de sonido más solicitados en Hollywood. Ha sido nominado dos veces al Oscar (por “Birdman” y “El Renacido”), además de haber trabajado en cintas determinantes para el séptimo arte iberoamericano, como “Amores Perros” y “El laberinto del fauno”. Su amor por el cine no le ha impedido sumergirse en proyectos televisivos como “Hernán”, “Oscuro deseo” y “Pan y circo”, con Diego Luna.

El creativo ofreció ayer una Master Class en la Sala 2 del Conjunto Santander de Artes Escénicas, pero antes, charló con EL INFORMADOR  sobre su amor por el cine, el avance de la tecnología y la importancia de compartir el conocimiento.

-Se cumplen 20 años del lanzamiento de “Amores Perros”, ¿te sorprende la huella tan profunda que dejó en la cultura pop mexicana?

-Fue mi primer film y me marcó, creo que nos marcó a todos los que nos involucramos. Yo empecé en el cine gracias a “El Negro” (Alejandro González Iñárritu) y es cierto, estos 20 años pasaron volando. Pero en ese vuelo no dejo de observar que cada film que hace Iñárritu deja un poco más alto el listón, es un orgullo poder haber sido parte de ese primer paso.

-¿Te emocionó haberle dado una “manita de gato” a “Amores Perros” a dos décadas de su lanzamiento?

-Sí, justo eso pensaba ahora que se proyectó la versión remasterizada. Ahora está en 4K, justo como se soñó -en su tiempo se rodó en 35 milímetros-, se rescataron tracks originales de audio, se volvieron a mezclar cosas. La tecnología actual y experiencia que tenemos nos permitieron darle un gran cambio.

-¿Qué te entusiasma en tu trabajo hoy en día?

-Llevo un poco más de un año a la cabeza de la dirección de post producción de sonido en Cinematic Media (www.cinematicmedia-mx.com/sound-services), que son foros dentro de los estudios Gabriel García Márquez, donde hemos encontrado ejercicios creativos muy interesantes.

¿Qué nos hace empezar de cero? ¿donde está el seductor, el “duende” que te impulsa? Para mí a veces es el trabajo diario, pero puede ser el director o el guion el que te impulse.

-Hablando de eso, ¿la calidad de los guiones es el gran “talón de Aquiles” del  cine mexicano?

-En general del mundo del cine. Se adolecen de las buenas historias.

Es curioso, pero muchos “éxitos de taquilla” no van de la mano de un buen guion, sino de otros factores. Es verdad que eso hace más difícil encontrar buenos proyectos. El guion es a la película lo que el acero al edificio, si no es sólido, todo lo demás se derrumba.

-¿Hoy por hoy estás encontrando ese “acero” en las plataformas?

-Hay mucha calidad. Series como “Hernán” son muy, muy complejas, muy cinematográficas en su hechura. También “Oscuro deseo”. “Pan y circo” en cambio va más por lo documental. Haber hecho cine, eso sí, me ha ayudado mucho.

-¿Qué es diferente?

-El tiempo que tienes es más en el cine. Y que se necesita más gente en las series. Hay que ser muy prácticos y meticulosos, porque en la actualidad no hay manera de esconder los errores. El público tiene muchas referencias para compararte. Se debe ser siempre cuidadoso en lo que se hace.

-Con una agenda tan apretada de trabajo, ¿qué te mueve a dar una Master Class?

-Creo que lo más útil que puedes hacer en tu trabajo es compartir lo que sabes a las generaciones que vienen. Es algo que a mí me hubiera gustado cuando comencé en esto. Me gusta enseñar, pero también aprender de otros profesionales. Todos nos vamos a ir algún día y no vale la pena llevarnos ningún secreto, es mejor compartirlo en vida.

JL

Temas

Lee También