Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 17 de Noviembre 2018

Dreamfields no pierde el ritmo

A pesar de las trabas, el espectáculo masivo a celebrarse el 17 y 18 de noviembre se llevará en forma, prometen organizadores

Por: El Informador

Dreamfields es un evento que se celebra a gran escala. ESPECIAL

Dreamfields es un evento que se celebra a gran escala. ESPECIAL

“Sí debe de haber concierto”, afirmó Pablo Lemus (presidente municipal de Zapopan) respecto al tema del festival Dreamfields. Desde el pasado 30 de octubre instancias del Ayuntamiento de Zapopan colocaron sellos de clausura en el terreno del Estadio Akron, sede del evento de música electrónica con fecha de 17 y 18 de noviembre.

El montaje del festival se vio interrumpido por las clausuras, por lo que los organizadores neerlandeses recurrieron al Tribunal de Justicia Administrativa (instancia estatal) para solicitar la revisión. Pese a la resolución del mediodía del 8 de noviembre -positiva para Dreamfields-, Zapopan volvió a clausurar el evento, por lo que una nueva resolución del tribunal estatal facultó al ayuntamiento a continuar con las revisiones de seguridad dentro del terreno, pero de encontrar irregularidades cualquier intento de clausura tiene que pasar forzosamente por el tribunal.
El propio tribunal retiró los sellos de clausura el pasado jueves, poco antes de notificar a las instancias zapopanas de la resolución con el número de expediente 2384/2018. Autoridades del municipio, desconociendo la resolución, volvieron a clausurar el montaje e incluso detuvieron a cuatro trabajadores del festival, mismos que ya se encuentran en libertad.

Juan Carlos Soto, abogado del festival de raíces neerlandesas, acusó al municipio de actuar a favor de la empresa mexicana Aliento Producciones, quienes se aliaron con Dreamfields para la primera edición mexicana del festival. Yolanda Saracho, de Aliento Producciones, incumplió económicamente con Dreamfields, por lo que los holandeses decidieron separarla de la organización.

Según Juan Carlos, esto sucedió hace cerca de cinco meses, pero la promotora mexicana retuvo la licencia del evento tramitada con Zapopan. Del tema, Pablo Lemus dijo: “Si nosotros otorgamos licencias a favor de una persona moral distintas a las que empezó el trámite podríamos tener un problema muy importante en materia jurídica”. El Tribunal de Justicia Administrativa aclaró que si la empresa neerlandesa es quien tiene el contrato con el Estadio Akron, son ellos quienes deben poseer la licencia del evento: sobre la petición de licencias que requiera el festival del municipio, el tribunal aclara en el documento emitido el día 8 de noviembre que deben continuar sin “dilaciones injustificadas ni requerimientos excesivos y extralegales”.

Las clausuras han sido por el tema de seguridad: “Los manuales de protección civil que debe presentar cualquier evento nos fue presentado en holandés”, afirmó Lemus. El presidente zapopano aseguró desconocer cualquier vínculo entre el jefe de gabinete y la empresa que comenzó los trámites del festival, como señaló Juan Carlos Soto. El representante legal de Yolanda Saracho se negó a emitir comentario sobre el tema para esta casa editorial.

Dreamfields cuenta con una inversión de 3.5 millones de euros, ya cuenta con más de 30 mil boletos vendidos (para un aforo de 50 mil). Los organizadores estiman una derrama económica para el Estado de $500 millones de pesos.

El talento

Con DJ Alesso y DJ Tiësto como músicos estelares en cada una de las jornadas del festival, el encuentro de música electrónica suma casi un centenar de DJs. Una característica de Dreamfields es la majestuosidad de sus escenarios: en esta primera edición mexicana serán tres los espacios para que los DJs se presenten: el escenario Xxlerator cuenta con 40x16 metros, medida similar al que tiene Armada. El escenario principal asciende hasta los 80x30 metros. Todos los escenarios están fabricados desde Holanda, incluyen luces LED y lásers para mayores efectos. Desde el comienzo del conflicto el abogado del festival declaró el riesgo en retrasar el montaje. A una semana del evento, este viernes la instalación de todo el material continuaba para que todo esté listo. La venta de boletos continúa en Superboletos: los precios arrancan en $1,175 pesos (un día) o $2,150 pesos (ambos días) hasta los $4,999 pesos o $9,800 pesos (VIP diamante).

La magia se queda

A través de sus redes sociales, Dreamfields México emitió un breve comunicado donde señalan que “respecto a las noticias que empezaron a circular a partir de la noche del 7 de noviembre donde mencionaban que tuvimos problemas de ‘permisos’, sabemos de la preocupación que ha generado en todos nuestros dreamers (…) queremos confirmarles que la magia se queda en la sede oficial y fecha pactada”.

En la página (facebook.com/dreamfieldsmexico), los organizadores anotan que seguirán trabajando por traer un festival “de calidad que llene de felicidad” a sus seguidores, al tiempo que afirmar que el espectáculo será de primer mundo”.

Temas

Lee También

Comentarios