Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 23 de Febrero 2019

Claudia de Icaza desmitifica a las celebridades

La periodista de espectáculos reedita el libro biográfico no autorizado de Luis Miguel, por el que fue demandada por el cantante, aunque ella salió triunfante 

Por: El Informador

Hace casi un cuarto de siglo la periodista fue demandada por escribir un libro sobre Luis Miguel, habla sobre el proceso y como percibe la historia del cantante en Netflix. EL INFORMADOR / E. Barrera

Hace casi un cuarto de siglo la periodista fue demandada por escribir un libro sobre Luis Miguel, habla sobre el proceso y como percibe la historia del cantante en Netflix. EL INFORMADOR / E. Barrera

En 1994, la periodista de espectáculos Claudia de Icaza publicó un libro sobre el cantante Luis Miguel, “El gran solitario”, el cual fue llevado a los tribunales para que no se publicara. Tiempo después, la resolución fue a favor de la comunicadora, quien reedita la polémica biografía después de que el propio músico contara su historia en la exitosa serie de Netflix. Reencontrarse con este libro a más de dos décadas, ha sido difícil para la periodista.

“Este libro ya lo tenía en el baúl de lo olvidado, pero todo se vino con lo de la serie de Luis Miguel, ¿por qué? No por aprovechar para reeditar y vender el libro, sino porque yo fui una periodista a la que demandó Luis Miguel hace 24 años y la demandó por la misma historia que él está platicando y no lo entiendo, me parece totalmente injusto. Él plantea a ‘Cynthia Casas’ como a él se le da la gana en la serie, o sea yo, de una manera que no me representa”, detalla De Icaza.

Además, recuerda que había escrito 150 cuartillas durante el proceso legal: “Era una demanda indecorosa como yo lo quería publicar, pero acabé tan harta del juicio y de todo, que no solo no me separé de mi profesión dos años después de terminar el litigio de Luis Miguel, sino que tampoco ya quise tocar ese tema y lo dejé. Pero si lo vuelvo a tocar ahora es porque Luis Miguel lo tocó y porque él de alguna manera está avalando lo que utilizó en algún momento para demandarme y eso me parece increíble. Sí, de acuerdo, yo fui la primera en revelar seis o siete cosas importantes de su vida, que son las que él también revela y lo hace de una manera muy cruda y en ocasiones muy grotesca”.

Cuando Claudia comenzó a escribir el libro, no imaginó lo que éste desencadenaría, ella buscaba que el público que lo admira, lo viera como un ser humano que había sacrificado todo para encumbrar un personaje, pero parece que él o sus abogados no lo entendieron, según explica la periodista:

“Me han dicho que qué agresiva porque digo que ahora viene la mía, pero sí, en algún momento tiene que venirte la tuya. Yo nunca le dije a la gente cómo había pasado este juicio; la gente que lea este libro sabrá cómo lo viví y a todas las cosas que yo me tuve que enfrentar. El objetivo es buscar plantear lo que vive una periodista en una demanda con un personaje tan fuerte, tan importante y tan poderoso como Luis Miguel, por una historia que ya se puede comparar. Esa demanda no se comparaba al libro que yo tenía que haber escrito de él, para una demanda de ese tamaño, de siete millones de dólares, tenía que haber escrito un Luis Miguel sólo para adultos y sí podría haberlo hecho”.

Humanizar a los famosos

La periodista resalta que los últimos 24 años han sido de cambios tanto para ella como para “El Sol”, y muestra de esto son sus últimas presentaciones en el Auditorio Nacional: “La gente todavía a la fecha me pregunta si no me canso de vivir de Luis Miguel. Pero no señores, no es cierto, yo 10 años fui reportera y hablaba de las carreras de los artistas como todos los que se dedican a esto, me dediqué 15 años a hacer libros, no solo el de Luis Miguel, hice libros importantes como ‘Amarga seducción’ sobre el clan Trevi-Andrade, o el primero que yo hice ‘Gloria y Jorge: cartas de amor y conflicto’ sobre Gloria Marín y Jorge Negrete, material inédito de ellos dos. También ‘Cuando tu príncipe se convierte en sapo’ y otro con el cual también me metí en muchos problemas, fue ‘Ernesto Alonso, el Señor Telenovela’, donde narro la historia que se teje dentro de la vida de un productor, seguramente esa historia jamás la hubiera querido producir y venía de su entorno”.

"No por aprovechar para reeditar y vender el libro, sino porque yo fui una periodista a la que demandó Luis Miguel hace 24 años y la demandó por la misma historia que él está platicando y no lo entiendo, me parece totalmente injusto"

Así, la labor periodística de Claudia ha sido la investigación sustentada y también el humanizar a estas grandes estrellas que en antaño se veían como inalcanzables, una percepción que ha ido desapareciendo con los cambios sociales y tecnológicos que se gestan en el mundo:

“Lo que sustenta a un artista es que son seres humanos, pero su vida aunque la quieran ocultar no pueden, pero no es sacarles los trapos sucios, para mí como periodista, yo puedo decir cualquier cantidad de cosas, las más ‘cañonas’, pero con la convicción de que tiene sentido decirlas, porque en el caso de Sergio Andrade, por ejemplo, fue un fenómeno social de algo tremendo que ocurrió, pero que empieza a gestarse de la parte familiar, las razones por las que dejas que un monstruo se lleve a tu niñita, conocer las razones. Ojo, podemos cortar la cabeza de un monstruo depredador, pero hay muchos, y donde tenemos que empezar es en cuidar el entorno de nuestros hijos”.

Derribando murallas

Cuando De Icaza inició en el espectáculo, la investigación era más compleja que actualmente: “Yo he tenido que vivir desde el periodismo más cerrado que es el de hace 32 años, en el que te podías guardar una exclusiva y ganártela por medio de la confianza que tú le pudieras transmitir a un artista y que él te la quisiera dar y tú mantenerla guardada por 15 días, pero ahorita no, con las redes sociales ellos son los que dan la nota, los que desmienten que si estuvieron en tal lado o no, pero le entras, porque tienes que seguir existiendo en un medio del periodismo que ya se ve diferente. Pero nuestra obligación como comunicadores y periodistas es ir amarrando este tipo de cosas, pero capturarlas en un objetivo muy claro de lo que tú quieres denunciar o dar a conocer, que lo que tú vas a revelar le sirva a muchas personas dependiendo del contexto en el que tú lo sirvas”, finaliza. 

Temas

Lee También

Comentarios