Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 18 de Octubre 2018

Trudeau prefiere un “no acuerdo” a un mal TLCAN

Ottawa y Washington viven una de sus mayores crisis comerciales, con querellas ante la OMC y el Capítulo 19 del TLCAN

Por: El Informador

Justin Trudeau sostuvo una charla en el Instituto de Política de la Universidad de Chicago. AP/C. Rex

Justin Trudeau sostuvo una charla en el Instituto de Política de la Universidad de Chicago. AP/C. Rex

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, reiteró durante su visita a Estados Unidos que se retirará del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) si no surge de las negociaciones un acuerdo aceptable.

“No seremos presionados para aceptar un viejo acuerdo, la ausencia de acuerdo puede ser mejor para Canadá que un mal acuerdo”, dijo Trudeau en Chicago, su primera escala en una visita que lo llevará también a Los Ángeles y San Francisco. 

Trudeau inició así un viaje que tiene el objetivo de abogar por el avance de las negociaciones del TLCAN.

Trudeau promoverá los beneficios del comercio trilateral en su gira de trabajo por Estados Unidos.

La estrategia del Gobierno canadiense es acercarse a legisladores, gobernadores y empresarios estadounidenses para subrayar el riesgo de cancelar el tratado. 

La agenda no contiene ningún acercamiento con funcionarios del Gobierno federal.

El viaje del primer ministro ocurre en un momento crucial para la relación económica entre Canadá y Estados Unidos, ante la amenaza latente de la Casa Blanca de abandonar el TLCAN.

Ottawa aseguró que no cree que la administración del presidente estadounidense Donald Trump inicie el proceso de seis meses de retirada del acuerdo, pero también dice tener listo un plan B, porque no se dejarán presionar, según palabras del propio Trudeau.

Ottawa y Washington viven una de sus mayores crisis comerciales, con querellas ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el Capítulo 19 del TLCAN, por los arbitrarios aranceles impuestos por Washington a las exportaciones de madera canadiense.

En la recién terminada sexta ronda de renegociaciones para modernizar el acuerdo comercial entre Canadá, Estados Unidos y México, fue imposible para las tres partes que conforman el acuerdo concretar acuerdos en los temas más álgidos, como las reglas de origen en el sector automotriz y los mecanismos de resolución de controversias.

La agenda

Justin Trudeau acudió al Instituto de Política de la Universidad de Chicago para resaltar la importancia del servicio público y su contribución “a la prosperidad de la clase media” y a los lazos bilaterales. Se reunió con el gobernador de Illinois, Bruce Rauner, y con el alcalde de la ciudad, Rahm Emanuel.

En San Francisco, el primer ministro canadiense se reunirá con el presidente de Salesforce, Marc Benioff, y con líderes de empresas tecnológicas como AppDirect, Amazon, eBay, Amgen, y al día siguiente se reunirá con el gobernador de California, Jerry Brown.

La gira concluirá en Los Ángeles, donde ofrecerá un discurso en la biblioteca Ronald Reagan Presidential Library, en donde hablará de la “interconexión entre ambas economías”, de acuerdo con información de su oficina.

Hay disposición para cerrar el tratado comercial

El representante republicano en México, Larry Rubin, aseguró que esperan terminar las negociaciones de manera exitosa en abril próximo. AP/Archivo

El Gobierno de Estados Unidos afirmó que tiene la disposición de avanzar en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). 

Y esta disposición es tan seria que el representante del Partido Republicano en México, Larry Rubin, aseguró que esperan lograr su modernización de manera exitosa en abril próximo.

“En el tema del TLCAN hay voluntad y existe la presión por una negociación exitosa”, manifestó el también presidente de la Comunidad Americana en México, al comentar que las siguientes dos rondas, programadas en la Ciudad de México y Washington, serán definitivas para abordar los temas más complejos.

Rubin consideró poco factible que el proceso de discusión del acuerdo comercial, con más de 24 años de vigencia, tenga que aplazarse hasta después de las elecciones presidenciales en México, toda vez que hay optimismo entre los senadores estadounidenses.

Temas

Lee También

Comentarios