Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Octubre 2019

La experiencia como motor de nuevas metas

Carlos Gómez nos da un ejemplo de cómo es llegar a la tercera edad y seguir conquistando oportunidades laborales

Por: Kike Esparza

La experiencia como motor de nuevas metas

La experiencia como motor de nuevas metas

Carlos Gómez es un hombre que lleva la edad con mucho orgullo, los años de experiencia no le han sido motivo de peso para buscar nuevas metas en su vida y sacarle provecho a todo lo vivido a lo largo de su estancia por este mundo. Aunque tenía un año y medio sin estar trabajando, pues quería descansar, decidió retornar a la vida laboral con Starbucks, él trabaja en la tienda de la colonia Chapalita, es parte del equipo de empleados del segundo establecimiento operado por personas de la tercera edad, la primera cafetería está en la Ciudad de México.

“Ha sido extraordinario, es una etapa de mi vida donde en lugar de trabajar me divierto. Un familiar mío me sugirió que saliera de mi letargo un ratito, yo estaba viviendo en Zamora, Michoacán. Recursos Humanos me contactó, y desde la entrevista entrar aquí es una experiencia muy agradable”. Carlos no había tenido experiencia trabajando con el café, pero sí había laborado por mucho tiempo en el autoservicio, “y ahí también hay áreas de alimentos, y bebidas, etcétera. Pero así una especialización como la tiene esta marca, no. Esta es una etapa de mi vida donde hay mucho que aprender y por otro lado, también está la calidez que hay aquí, así como los valores que se promulgan y el estar en contacto con la gente”.

Señala Carlos que para él desafiarse todos los días, lo enriquece. En este momento Carlos se está capacitando para ser supervisor, “un supervisor es el que lleva a nivel gerencial lo que son las funciones propias de todos los demás partners (compañeros). El supervisor tiene la responsabilidad y el compromiso de que lo que sucede dentro de la tienda, lo lleven a bien cada partner aparte de su propia función. Hay que saber el conocimiento administrativo, la parte del barista, todo lo que llamamos operación, que el contacto con el cliente sea constante”.

Nunca se termina de aprender

Externa Carlos que la vocación de servicio la tiene desde que era niño. “Yo nací en Culiacán, Sinaloa, y viví muchos años arriba de un tren y arriba de un barco. Entonces, esas experiencias mías, la vida, la escuela y todo eso, me han enriquecido mucho, quizá suene rimbombante decir que hay mucha experiencia, pero en realidad hay que tener humildad y sencillez”.

En Mazatlán, en los años 60, Carlos era lo que llamaban en ese tiempo “astillero”. “Tuve la fortuna de niño, de tener mucha convivencia con los marineros, me tocó subirme a un submarino alemán que se ancló, yo era muy curioso. Y sobre el ferrocarril, mi padre fue jefe de trenes de aquí de Guadalajara hasta Nogales. Conocí muchas ciudades, todo el noroeste y el Pacífico, mi vida siempre ha sido una aventura, tengo dos hijos, seguro algo me heredaron”.

La esposa de Carlos ahora está en Zamora, trabaja en una empresa de la familia que es una empacadora de frutas, ella está en el área de ventas. “Ya me la quiero traer porque ya quiero estar con ella”. Carlos les dice a otras personas que perseveren, que la edad no es un impedimento para seguir haciendo lo que uno quiere, por el contrario, suma.

“En este caso nuestra empresa está dándole un valor diferente al mercado laboral porque está incorporando a personas que productivamente son muy fuertes, con una gran experiencia. Yo creo que a México todavía le falta esa inclusión donde el adulto mayor no solo es el abuelito, se está en proceso. No hay barreras, esas son mentales y la actitud es lo que cuenta”.

Oportunidad de crecimiento

Viviana Rosique del área de mercadotecnia de la marca, explica al día de hoy son más de ocho mil partners (empleados) que portan el mandil verde y esta iniciativa de incorporar al adulto mayor los ha llevado a buscar la multigeneración, diversidad e inclusión de sus colaboradores. La cafetería trabaja en conjunto con el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) para darles oportunidad de crecimiento laboral a personas que pertenecen a la tercera edad.

“Desde el 2012 iniciamos esta incursión con el INAPAM y lo que estamos haciendo hoy es tener un mayor balance entre jóvenes y adultos. Esta iniciativa tomó forma en agosto del 2018 al abrir nuestra primera tienda operada cien por ciento por adultos mayores y hoy nos sentimos muy orgullosos y emocionados de que tengamos nuestra segunda tienda en Chapalita, la primera en Jalisco. Es un formato de inclusión laboral que nos permite conectar de una manera diferente, les ofrecemos beneficios diferenciados en la industria y comienza desde la tienda, son establecimientos que ya estaban en nuestras localidades, pero buscamos que estén totalmente adaptadas a ellos, tiene un solo piso, accesibilidad, una buena ubicación y totalmente seguras”.

Diana González a cargo de Recursos Humanos a nivel nacional, destaca que el adulto mayor puede encontrar trabajo con ellos a través de dos vías, por medio del INAPAM o ir directamente a la tienda de su preferencia donde el gerente los recibe y los acompaña en el procedimiento. “Una de las grandes bondades de una tienda operada al cien por ciento por adultos mayores es que el plan de carrera es natural. El adulto mayor barista una vez que completa su programa de capacitación y desempeñándose en el puesto, va a tener la oportunidad de crecer a supervisor y después a los siguientes puestos o hasta donde él quiera”.

Viviana dijo que buscan seguir creciendo las tiendas operadas por adultos mayores, lo harán de manera paulatina hasta que haya una cobertura más amplia. Actualmente hay alrededor de 70 a 73 empleados de la tercera edad laborando para la marca, para este 2019 quieren llegar a casi 120 partners.

Temas

Lee También

Comentarios